Actividades | Visitas Turísticas | Dorset y la Costa Este de Devon

Dorset y la Costa Este de Devon – La Costa Jurásica

Patrimonio de la Humanidad

Dorset y la Costa este de Devon, conocidas como la Costa Jurásica, fueron los primeros parajes naturales en ser declarados Patrimonio de la Humanidad. Son casi 200 kilómetros de espectaculares paisajes desde el Este de Devon hasta Dorset en los que además se encuentran fósiles de todo...

Lo que hace tan especial este tramo de costa es la peculiar forma de sus acantilados, que forman un pasaje al pasado geológico por los períodos Triásico, Jurásico y Cretácico. Es como una cápsula del tiempo que contiene 185 millones de años de la historia de la Tierra. La zona es famosa por sus yacimientos de fósiles y los rasgos geomorfológicos de la costa han contribuido al estudio de las Ciencias de la Tierra durante más de 300 años.

A lo largo de la costa encontrarás pintorescas ciudades y aldeas “Gateway” (“Portal”) en las que abundan el  alojamiento y los eventos y atracciones. Las ciudades Gateway ofrecen una amplia gama de servicios relacionados directamente con la conservación de la Costa Jurásica y constituyen en sí mismas interesantes destinos turísticos.

Ciudades y aldeas Gateway:

Exmouth – es la entrada occidental a la Costa Jurásica y una de las ciudades vacacionales más antiguas de Inglaterra. Cuatro kilómetros de arena dorada y todos los favoritos de la playa: aguas cristalinas en las que nadar, navegar o practicar el esquí acuático, campos de golf y alguna que otra sorpresa.

Budleigh Salterton – la palabra relax es la que mejor define esta ciudad costera compuesta por encantadoras cabañas y artefactos históricos. Está situada junto a una playa de guijarros, bajo unos espectaculares acantilados de piedra roja.

Sidmouth – conserva todo el encanto del pasado en sus maravillosos jardines, paseos, legado histórico de la Regencia e inmaculadas playas. No te pierdas el Festival Internacional de Folk que se celebra todos los veranos.

Beer – antaño fue famosa por el contrabando. El puerto es una cueva natural, un lugar soleado y resguardado con una playa de guijarros bajo los acantilados de roca blanca. La historia de la ciudad está íntimamente relacionada con las cuevas Quarry. Se sabe que los romanos ya las utilizaban y ahora te esperan a ti.

Seaton – escondida al sureste de Devon, en plena belleza natural del Axe Valley, se encuentra esta tímida ciudad costera. Es fantástica para practicar todo tipo de deportes acuáticos y tiene un tranvía que recorre el estuario y se adentra en la ciudad.

Lyme Regis – es una ciudad bonita y acogedora ubicada en una Zona de Extraordinaria Belleza Natural, justo en el punto en el que se encuentran Dorset y Devon. Recorre el entramado de callejuelas y disfruta de sus tiendas y del famoso puerto Cobb, que data del siglo XIII.

Charmouth – es sin duda el mejor lugar de la costa si andas en busca de fósiles. Tiene una única playa, muy larga, y el Heritage Coast Centre está junto al mar. Es genial si te interesan los fósiles y la historia geológica del lugar.

West Bay – el puerto hace de esta ciudad un lugar muy activo y los acantilados que la rodean la convierten además en una ciudad de espectacular belleza. Su característico aspecto de ciudad del siglo XIX la convirtió en el set de rodaje de la famosa serie británica Harbour Lights.

Portland – es una isla fascinante que solo se puede recorrer a pie, por los senderos y caminos especialmente marcados para que puedas ver lo mejor de la isla, por ejemplo, las inolvidables vistas.

Weymouth – tiene un poco de todo: edificios históricos de la época Georgiana frente al mar, un centro urbano moderno, pubs de toda la vida y restaurantes y bares a la última. Weymouth también tiene el record de insolación de Inglaterra, incluso en invierno.

Swanage – es muy popular entre las familias, quizá porque su playa ha ganado varios premios, es muy segura y cuenta con muchas actividades, unas de invierno y otras de verano. Las familias aquí se lo pasan bien y disfrutan de unas vistas espectaculares de la Isla de Wight.

Wareham – tiene más de 2000 años. El rey Alfredo el Grande construyó una enorme muralla para proteger la ciudad de los vikingos. Todavía quedan restos de la muralla y de un orgulloso pasado sajón que te hará viajar en el tiempo.