12 propuestas en The Lake District, un paraíso natural

Si te gusta la naturaleza, esta zona de Cumbria, Inglaterra, debería convertirse en tu próximo destino. Dibujada por altas montañas y salpicada por inmensos lagos, permite dar largos paseos, montar en bici o contemplar la vida desde las alturas, esto es, desde un parapente.

1.- A un paso del centro de Keswick, en el norte del distrito, es posible tomar el sendero que rodea el lago Derwentwater. Son mayoría los que se atreven con los 16 kilómetros del recorrido total. Conviene tomárselo con calma, llevar un pequeño picnic, aunque se encuentran algunos cafés en el camino, y disfrutar del sonido de los pájaros y de la belleza de los árboles. Si en algún momento  fallan las fuerzas, siempre es posible acercarse a alguno de los embarcaderos y tomar el barco que nos devolverá al punto de partida. El trayecto merece la pena.

 

2.- Quien dice caminar, añade montar en bicicleta. Las curvas y cuestas que dibujan las carreteras son perfectas para los más intrépidos. Es habitual cruzarse con multitud de ciclistas así como con alguna familia con niños pequeños que se divierten sobre un tándem.

3.- Por muchas ovejas y vacas que hayas visto en tu vida, no podrás evitar sentir sorpresa ante las que deambulan por estos pastos. Son diferentes en color y en tamaño, y resultan tan simpáticas que posan sin reparos para las fotografías.

 

4.- Insistimos en aparcar el coche y activar nuestro cuerpo con múltiples actividades. Si bien, a quien le guste conducir, disfrutará en estas rutas serpenteadas, empinadas y estrechas. Toparse con otro automóvil, o incluso con un camión, supone un ejercicio de habilidad al volante y exige mantener los nervios a raya.

5.- Soñar con nadar; o directamente nadar, pero con traje de neopreno. Cuando se observa el agua cristalina de cualquiera de los lagos, apetece sumergirse. Hay quien lo hace, enfundándose antes, eso sí, un traje de neopreno. La experiencia es única. Como también lo es practicar parapente.

 

6.- Haga frío o no, te apetecerá un buen helado. En aldeas tan pintorescas como Buttermere es posible encontrar granjas que producen leche y elaboran su propio helado. Buttermere Ayreshires Ice Cream es una de ellas y cuenta con un coqueto salón de té en el que poder tomar alguna de sus recetas artesanas. El de melocotón es altamente recomendable, antes o después del paseo alrededor del lago Buttermere o Crummock Water. El té calentito lo dejamos para otra ocasión.

7.- Durante el fin de semana, Keswick resulta muy animado. Las tiendas especializadas en ropa, libros y artículos de montaña abren de par en par. Además, cada sábado, en la calle principal, se dispone un mercado de productores y artesanos de la zona. Es posible comprar jerséis de lana así como pan y mermelada. 

 

8.- Después de caminar o practicar deporte, una ducha y a disfrutar de alguna propuesta artística interesante. Por ejemplo, en la orilla de Derwentwater, se alza el Teatre by the Lake, inaugurado en 1999 y con una nutrida programación. https://www.theatrebythelake.com

 

9.- El Museo del lápiz, situado en la fábrica Cumberland Pencil Co, también en Keswick, reabrirá sus puertas en junio de 2017. Tras sufrir graves daños durante las inundaciones del pasado año, volverá a recibir a visitantes curiosos y deseosos de conocer la historia de este útil y revolucionario invento. http://www.pencilmuseum.co.uk

 

10.- La oferta culinaria de Keswick es amplia. Coquetos restaurantes, alguno de reciente apertura y moderno, pubs tradicionales y, por supuesto, varios establecimientos en los que comprar el popular fish&chips y degustarlo en la calle.   

 

11.- Nos desplazamos al sur porque en Hawkshead se encuentra la Beatrix Potter Gallery. En este pequeño centro se explica la vida y obra de la famosa escritora e ilustradora, creadora de figuras como Peter Rabbit. Ella, que compró una granja de ovejas en esta zona, siempre estuvo fuertemente marcada por el entorno natural.

 

12.- Una escapada a The Lake District, vayamos al norte o nos dirijamos hacia Windermere, en el sur y el núcleo más turístico, siempre sabe a poco. No importa la estación del año en la que vayamos porque ella, la naturaleza, vestida de otoño, cubierta de nieve, recibiendo la primavera o en pleno verano, regala su lado más bello.

 

The Lake District: http://www.lakedistrict.gov.uk

 

 

María Nájera es periodista y filóloga hispánica. Actualmente reside en el sur de Escocia y colabora con medios españoles como Abc, Zen-El Mundo y El Hedonista (www.elhedonista.es). Especializada en estilo de vida y viajes, además es una enamorada del Camino de Santiago. Como muestra, su primer libro en torno a su experiencia: ¡Continúa caminando! Un albergue en el Camino de Santiago.