13 castillos en Gales que te enamorarán

La recóndita Gales es tierra de castillos y con más de 600 fortalezas en su haber es complicado verlas todas. Pero como hay que empezar por algo y nunca está de más tener ideas, te vamos a descubrir los 13 castillos más bonitos de toda Gales. Luego tú eliges el que más te convenza.

 

Castillo de Cardiff

Castillo de Cardiff
Castillo de Cardiff

Antigua fortaleza Normanda levantada sobre un antiguo fortín romano, el castillo de Cardiff es del siglo XI y tiene todos los ingredientes para seducirte a primera vista. Pasea por el recinto amurallado, entra en el fuerte y, por supuesto, disfruta del lujo y la pompa del castillo de estilo victoriano que en el siglo XIX William Burges diseñó para el conde de Bute.

 

Castillo de Dinefwr

La impresionante ruina del castillo de Dinefwr no hace sino que añadirle belleza al lugar. Situado cerca de Llandeilo, en sus orígenes fue la sede del desaparecido reino de Deheubarth y ha pasado por varias manos a lo largo de los siglos. Hoy pertenece al National Trust y está dentro de un parque (casi) igual de bonito.

 

Castillo de Caernarfon

Castillo de Caernarfon

Totalmente de película, así es uno de los castillos más bonitos de todo Gales. El castillo de Caernarfon es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO y destaca por sus robustas murallas, sus torres y por su ubicación estratégica en un lugar que controla las aguas del estrecho de Menai, que separa la isla de Anglesey de Gran Bretaña.

 

Castillo de Raglan

Castillo de Raglan

En galés Castell Rhaglan, esta fortaleza medieval en el suroeste de Gales perteneció a las dinastías de los Herbert y los Somerset, que lo convirtieron en un castillo lujoso y fortificado de forma exagonal rodeado de jardines y agua. Hoy es una ruina romántica y un buen lugar en el que perderse.

 

Castillo Coch

Castillo Coch
Foto de Mathew Dixon en iStock

El “castillo Rojo” (su nombre en galés) es una reinterpretación neogótica del siglo XIX de una antigua fortaleza Normanda de 1081. De vida breve, en 1760 la familia Bute lo compró y ya en el siglo XIX le encargaron a su arquitecto de cabecera, William Burges, la maravilla que hoy se puede ver. Si puedes, no te pierdas los frescos en estilo victoriano que hay en sus habitaciones.

 

Castillo de Laugharne

Castillo de Laugharne

No hay fortaleza en Gales más ligada al bardo local Dylan Thomas que el castillo de Laugharne. Este castillo medieval reconvertido en mansión de estilo Tudor era su refugio cuando se quedaba sin inspiración y tanto Bob Dylan como Richard Hughes también han pasado por aquí en busca de las musas. No hace falta que escribas nada… tú podrás disfrutar tranquilamente de sus jardines victorianos.

 

Castillo de Caldicot

Robusto y sólido, el castillo de Caldicot es posiblemente uno de los secretos mejor guardados de Gales. Restaurado en gran parte por la familia Cobb, que lo convirtió en su hogar. Hoy tú eres quien podrá pasear por sus habitaciones y salones.

 

Castillo de Beaumaris

Castillo de Beaumaris

En la isla de Anglesey, el castillo de Beaumaris fue construido por el rey Eduardo I en su campaña para conquista el norte de Gales a partir de 1282. Es el ejemplo más perfecto de planificación simétrica concéntrica y destaca por sus doce torres y puertas de entrada, por su foso y por su fortaleza interna. No es de extrañar que sea Patrimonio de la Humanidad.

 

Castillo de Caerphilly

Castillo de Caerphilly

Levantado en el siglo XIII en el sur del país, en una pequeña población, el castillo de Caerphilly es tan pintoresco que nadie podría dudar por qué es uno de los castillos más bonitos de Gales. De hecho, también es el segundo castillo más grande de todo el Reino Unido, sólo por detrás del de Windsor, y está rodeado de lagos artificiales, que le dan un aspecto de cuento de hadas.

 

Castillo de Conwy

Castillo de Conwy

El Castillo de Conwy es sencillamente espectacular, tanto que es difícil creer que sea de verdad. Fue el castillo más caro jamás construido por el rey Eduardo I y tiene dos patios, uno interior y otro exterior, rodeados por 4 torres. A finales del siglo XVIII y XIX era una ruina tan popular que se reconstruyó parcialmente y hoy es uno de los sitios más visitados de Gales. Al igual que muchos otros de sus vecinos, es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

 

Castillo de Powis

Con sus jardines de postal, el castillo medieval de Powis es uno de los lugares con más encanto del interior de Gales. Propiedad del National Trust, fue la residencia del conde de Powis y está en un estado casi perfecto. Si lo visitas, presta mucha atención a todos los detalles del dormitorio de estado.

 

Castillo de Cilgerran

Quizás pueda parecerte otra ruina más, pero el Castillo de Cilgerran, del siglo XIII, se asoma a un precipicio y tiene dos torres redondas, robustas y enormes, en lugar de una fortaleza central. Con vistas al río Teifi, aprovecha para hacer alguna ruta senderista por la zona.

 

Castillo de Pembroke

El Castillo de Pembroke suele reflejarse en las apacibles aguas del río Cleddau y brilla con especial belleza al amanecer… o al atardecer. Original de finales del siglo XI, durante la invasión Normanda de Gales, está bastante reconstruido y permite hacerse una buena idea de cómo debía ser vivir en la Edad Media si eras un señor feudal. Además de ser un castillo bonito, sus propietarios organizan conciertos y eventos entre estos muros llenos de historia.

¿En cuántos de estos castillos has estado? Si todavía no has visitado Gales, ve eligiendo uno y empieza tu ruta por esta tierra llena de fortalezas.

 

Patricia Cuni

Patricia Cuní es una periodista y viajera enamorada del Reino Unido autora del blog Madaboutravel (http://madaboutravel.com). En esta bitácora narra sus experiencias y recomienda los mejores rincones y cosas que hacer de Escocia, su lugar de residencia desde 2013, y buena parte de la geografía británica. Síguele la pista en Instagram, Twitter y Facebook y deja que te inspire a descubrir lugares increíbles.