48 horas Bath

Con sus hileras de casas georgianas, sus baños romanos y un aire de cultura que empapa toda la ciudad, la hermosa localidad de Bath es un excelente destino para visitar en cualquier época del año. Aquí te mostramos como pasar 48 horas perfectas en Bath.

Día uno

Roman Baths, England

Mañana: Inmersos en la historia

Es obligatorio comenzar la aventura en Bath visitando los famosos baños romanos de la ciudad. Déjate llevar a la época romana con la fascinante audioguía. Justo al lado se encuentra la abadía de Bath, que es sencillamente impresionante. Colonna & Small's es un buen lugar para detenerse a tomar un café.

Almuerzo: Continuando con el tema de los tiempos pasados, dirígete al gastro-pub The Chequers para comer en un ambiente cálido y acogedor. Este pub ha atendido tanto a nativos como a visitantes de Bath desde 1776. A día de hoy, su galardonado e innovador menú de cocina británica está complementado con buenos vinos y cervezas locales, y si puedes prueba uno de los legendarios asados que sirven los domingos.

Tarde: Sigue los pasos de Jane Austen.

Jane Austen costumes, Bath, England
 

Dirígete al Centro Jane Austen, dedicado a conmemorar a la residente más famosa de Bath. Aquí puedes ver cómo era la época de la regencia, aquella que sirvió de inspiración a Austen. Puedes incluso fingir ser un personaje salido de las páginas de Orgullo y Prejuicio y vestirte con los trajes de estilo que encontrarás en la exposición.

Continúa sintiéndote como si estuvieras en un estudio cinematográfico visitanto los maravillas arquitectónicas de Bath. Da un paseo por el Circus, un círculo de casas adosadas georgianas, y a continuación dirígete a las Assembly Rooms, donde la misma Austen bailó en su día, y que hoy en día alberga el Museo de la Moda. Continúa hasta The Royal Crescent, uno de los lugares más fotografiados de Bath.

Y si ya estás cansado, o llueve, haz una visita en autobús con el Bath Sightseeing Tour. Si sigues con energías camina de regreso al centro de la ciudad, cruza el puente Pulteney, dejando el tumultuoso río Avon a tus pies. Después quizás te quede tiempo para ir de compras en el antiguo barrio de los artesanos, lleno de tiendas independientes.

 

Alojamiento:

Métete en el ambiente de Bath con una estancia en Brooks Guesthouse, que ofrece alojamiento de estilo victoriano con precios asequibles en una práctica ubicación cerca de Royal Victoria Park.O en The Halcyon, un hotel boutique situado en una residencia urbana georgiana, cerca de la estación de tren y de los baños romanos, que ofrece habitaciones pequeñas pero muy elegantes.

Para disfrutar de un descanso realmente lujoso, el hotel de cinco estrellas The Gainsborough cuenta con su propio acceso a las aguas termales naturales.

Gainsborough Hotel spa, Bath

Cena: Cena georgiana con un toque moderno

Dirígete a uno de los nuevos restaurantes de Bath cuya apertura ha despertado más expectación. Henry's, al mando del joven chef Henry Scott, sirve platos como bacalao al horno sobre risotto de hierbas silvestres con caldo de langostinos, aunque cuenta también con un menú vegano completo.

Después de cenar, disfruta de unos cócteles en la enorme coctelería Circo, situada en un sótano, es uno de los locales nocturnos más populares de Bath.

 

Día dos

Mañana: Admira Bath desde las alturas

Da un paseo por el jardín inglés tradicional de Prior Park, situado en un valle bordeado de zonas de bosque y que cuenta con un impresionante puente de estilo paladiano en el centro, además de maravillosas vistas de la ciudad. Si quieres estirar las piernas un poco más, sigue la ruta circular Bath Skyline, un recorrido de 9,5 kilómetros que atraviesa hermosos bosques y prados, y pasa además junto a un fuerte de la Edad de Hierro, asentamientos romanos y espectaculares paisajes.

Tarde: Té al estilo georgiano

Una visita a Bath no puede considerarse completa sin disfrutar de un tradicional té de media tarde en el elegante marco georgiano de The Pump Room, al lado de los baños romanos. Es posible que un pianista o un trío de cuerda te amenice la visita mientras disfrutas de tus scones. En el siglo XVIII, los visitantes solían beber las aguas termales, ya que se consideraban beneficiosas para la salud; hoy en día también puedes probar un vaso, pero ten en cuenta que es un gusto adquirido.

Tarde-noche: Disfruta del balneario a la puesta de sol

Thermae Spa, Bath, England

Cuando estés en bath tienes que hacer como los romanos y báñarte en las cálidas aguas ricas en minerales de Thermae Bath Spa. El balneario abre hasta tarde, así que puedes terminar el día con un baño crepuscular mientras observas cómo se pone el sol tras la ciudad.

¿Cómo llegar?
Bath se encuentra en Somerset, en el Sudoeste de Inglaterra, a tan solo 90 minutos en tren directamente desde la estación de London Paddington. El aeropuerto más cercano se encuentra en Bristol (19 millas/30,5 km) y hay conexiones regulares de autobús.