CARDIFF EXPRESS: ¡Exprime tu escapada a la capital de Gales!

Wednesday 26 April 2017

Cardiff, la capital de Gales, está de moda, y no solo porque en ella se vaya a jugar la final de la UEFA Champions League 2017. Nuestra gente es encantadora, se come de maravilla, los pubs son magníficos, tenemos monumentos y museos que te dejarán loco y, además, Gareth Bale -sí, ya sabes: la super-estrella del Real Madrid y, desde luego, de la selección de Gales- está a punto de abrir su propio pub. ¿Quieres más razones para viajar a Cardiff? ¡Nosotros te las damos para que disfrutes a tope de ella en una escapada exprés!

Sobran desde siempre las razones para viajar a Cardiff, la coqueta capital de Gales, pero con la final de la UEFA Champions League a la vuelta de la esquina, y la cantidad de vuelos directos desde España a Cardiff que han comenzado esta primavera, probablemente nunca hayas tenido tan fácil darte una escapada a Cardiff. Y es que tal vez -¡solo tal vez!- Cardiff sea la capital británica menos conocida de las cuatro –y eso que fue durante décadas el mayor puerto exportador de carbón del mundo, ¡nada más y nada menos que diez millones de toneladas salían de la ciudad al año!-, pero ten por seguro que cuenta con atractivos más que suficientes para convertirse en uno de tus próximos destinos de escapada. Toma nota: Está a un par de horas de vuelo desde Madrid o Barcelona, es una ciudad cosmopolita y tradicional al mismo tiempo, muy animada –en cualquier pub te sentirás como en casa- su patrimonio arquitectónico es una mezcolanza de arquitectura modernista e industrial de lo más llamativa y, bueno, Gareth Bale está a punto de abrir su pub, el Eleven’s Bar & Grill (en Castle Street, 15) que abrirá en mayo.


Foto de VisitWales

 

El Castillo de Cardiff: ¡imprescindible!

En Gales hay más castillos que en Escocia (concretamente, 641), y uno de los más bellos es el Castillo de Cardiff, que es además la atracción más visitada de la capital galesa. El Castillo de Cardiff es el mayor icono del País de Gales, junto a su famoso dragón rojo, y por eso tu ruta por Cardiff debe empezar por este antiguo baluarte romano que, con el tiempo, daría nombre a lo que hoy conocemos como Cardiff, o Caerdydd, palabra galesa compuesta de dos términos: “Caer”, que significa fortaleza, y “Dydd” que es tal como los galeses llaman al río Taff que atraviesa la ciudad. El castillo cuenta con un palacio del siglo XIX muy ornamentado en su interior, un museo a la entrada donde puedes descubrir el arrojo de los batallones galeses a lo largo de la historia y, si te atreves, puedes disfrazarte con algunos uniformes militares del British Army. Pero lo que no te puedes perder en tu visita al Castillo de Cardiff es ascender por los empinados escalones de la Gran Torre. El esfuerzo compensa de sobra: la panorámica de Cardiff que te espera es, simplemente, impresionante. ¡No te cansarás de subir fotos a Instagram!

Castillo de Cardiff
Foto de VisitWales

Además, desde lo alto del Castillo de Cardiff, vas a ver muy claramente cómo lo tradicional y lo moderno se dan la mano en la ciudad: te hablamos del Millenium Stadium –al que da nombre ahora su patrocinador principal: Principality Stadium-, donde el equipo nacional de rugby ha logrado los mayores éxitos del deporte galés, y donde este año se disputa la final de la UEFA Champions League. Y es que se dice en Cardiff que los niños nacen en este país con un balón de rugby en sus pies, y por eso todos los habitantes de la ciudad, en algún momento, han llenado sus 72.500 localidades y animado a las selecciones deportivas galesas. El estadio es, como te puedes imaginar, simplemente espectacular (ya sabes que las finales de la UEFA Champions League solo se disputan en estadios calificados como “cinco estrellas”, que es lo mismo que decir los mejores estadios del mundo), así que visitarlo es una excelente idea: los tours organizados cuestan 12’5 libras.

Millenium Centre, Cardiff
Foto de Craig Easton

Antes de los partidos es una tradición tomar cerveza en los pubs que se multiplican en las calles del centro de Cardiff. Apunta algunos en las cercanías del Principality Stadium: The Borrow (St Mary Street, 8), Queen Vaults (Westgate, 29) y Tiny Rebel (25, Westgate), ambos casi pegados al estadio, o incluso en ZerodeGrees (Westgate, 27), una cervecería artesanal de lo más trendy. Otra opción es pasear por las arcadas o galerías victorianas, repletas de tiendas tan curiosas como Spiller Records (The Morgan Arcade, 27), la tienda de discos más antigua del mundo, o el mismísimo Mercado Central de Cardiff (St Mary St), inaugurado en 1891, donde puedes comprar de todo: comida y cientos de regalos. ¡Prácticamente, lo que se te ocurra!

 

Si toca la hora del té, tienes que ir a Bute Park, el parque que colinda con el castillo y con el famoso muro de las fieras, que no puedes perderte por la expresividad de los animales de piedra, y degustarlo en el jardín del Pettigrew’s Tea Rooms (West Lodge, Bute Park); o volviendo al laberinto victoriano del centro, en The Plan Café Bar (28-29 Morgan Arcade) y Madame Fromage (21, Castle Arcade), con la posibilidad de tomar alguna variedad de queso (tienes más de 250 para elegir).

 

Tras ese tentempié, la visita a la antigua bahía puede resultar una sorpresa inesperada. La que fuera una auténtica marisma de aguas turbias se ha transformado en una zona de ocio moderna con tres edificios llamativos: la iglesia noruega, el Pierhead Building -reconocible por sus ladrillos rojos, que exhibe una exposición sobre el funcionamiento de la Asamblea Nacional-, y el Walles Millennium Centre, que acoge algunas de las instituciones culturales galesas más importantes, como la Ópera Nacional, aunque lo que más te llamará la atención será, probablemente, su espectacular diseño de color cobre y su luminosidad nocturna. El Ayuntamiento, en el Cardiff Civic Centre, en Gorsedd Gardens Road (al otro lado de la ciudad), es mucho más clásico, pero atrae también a muchos viajeros, fans muchos de ellos de los que probablemente sean los Príncipes de Gales más famosos de la Historia, el Príncipe Carlos y la Princesa Diana, pues en sus salas se exhiben dos grandes retratos de la pareja real. ¿Prefieres las obras maestras de los grandes genios de la pintura? Entonces, no te puedes perder el Museo Nacional de Cardiff, en cuya colección hay obras de Cezanne, Renoir o Monet.

 

¿Y si te das una pequeña excursión? Desde el pequeño puerto de la bahía parten algunos barcos por el río e, incluso, siguiendo la línea costera, llegan a la isla de Flat Holm, una minúscula isla deshabitada en el canal de Bristol. Para reponer fuerzas de la excursión, puedes regresar al centro de la ciudad. Allí, Chapel 1877 (Churchill Way), una antigua capilla reconvertida con mucho gusto en uno de los más exclusivos restaurante de Cardiff, es una muy buena opción. Y para rematar del mejor modo tu escapada a Cardiff, no vas a echar en falta en la capital de Gales locales donde tomar algo: asómate a The Bootlegger (Womanby St, 5A) y brinda por cómo has disfrutado de tu escapada a Cardiff.

 

ÚLTIMOS POSTS

Viajes en tren maravill-osos para aficionados a los viajes

A Steam train travelling through the British countryside
Viajes en tren maravill-osos para aficionados a los viajes

Paddington’s guide to making marmalade the British way

Paddington’s guide to making marmalade the British way
Paddington’s guide to making marmalade the British way

Planes para descubrir un Londres diferente

Planes para descubrir un Londres diferente

Siguiendo los pasos de Sherlock Holmes en Gran Bretaña

Siguiendo los pasos de Sherlock Holmes en Gran Bretaña

Guía del Oso Paddington para el correcto ejercicio de las normas de etiqueta británica

Afternoon tea in front of Tower Bridge, London
Guía del Oso Paddington para el correcto ejercicio de las normas de etiqueta británica