Hamlet

Sombría y atmosférica, esta adaptación de Zeffirelli de una de las obras más célebres de Shakespeare se rodó en varios de los castillos británicos más impresionantes. Mel Gibson interpreta al famoso personaje que da título a la película.

Castillo de Rochester
Castillo de Dover
Castillo de Dunnottar
Castillo de Blackness