Curiosidades sobre Stonehenge y el solsticio de verano

Stonehenge es uno de los monumentos megalíticos más famosos de Inglaterra. Aquí tienen lugar celebraciones como la del solsticio de verano en junio. Se trata de un día de gran importancia, particularmente entre las comunidades druidas y paganas, que suelen acudir todos los años para ver salir el sol detrás de la famosa Heel Stone.

Este año, a consecuencia de la pandemia del COVID-19, el English Heritage, es decir, el organismo público del Gobierno del Reino Unido, que protege y promueve el patrimonio histórico de Inglaterra, transmitirá en directo el amanecer desde sus canales de redes sociales, el domingo 21 de junio a las 4:52 a.m. BST, dándonos la oportunidad de experimentar este increíble momento online estés donde estés.

Y para los que soñaís con explorar Stonehenge, podéis realizar un Tour virtual hasta que se pueda volver a visitar. 

Con una historia que se extiende durante casi cinco milenios, este monumento prehistórico, considerado como una obra maestra de la ingeniería, forma parte del Patrimonio Mundial de la UNESCO y de las 7 Maravillas del Mundo.

A lo largo de los años se han desarrollado diferentes teorías sobre su origen y propósito, desde extraterrestres y gigantes involucrados en su construcción, hasta que Merlín, el mago de la leyenda del rey Arturo, fue su creador, pero estas son algunas de las muchas hipótesis más conocidas sobre este lugar.

 

 

Historia de Stonehenge: más allá del 5000 a.C.

Stonehenge fue construida por gente autóctona del lugar según las evidencias aportadas por el Carbono-14 que explica que uno de los monumentos más emblemáticos de la Gran Bretaña de la Edad de Piedra nació en tres fases. Éste fue, sin duda, un proyecto enorme que involucró a cientos de personas utilizando solo herramientas primitivas.

 

La primera fase de Stonehenge, se encuadran entre los años 3.000 a. C. y 2.500 a. C., donde el importante monolito del exterior, así como los famosos 56 agujeros de Aubrey tomarían forma.

Desde el 2.500 a. C., dos círculos concéntricos alrededor del monumento principal, forman las famosas “piedras azules”; que, junto a un camino de casi 3 km hasta el río Avon, constituirían una segunda fase con bloques trasladados desde puntos muy lejanos.

Finalmente, la tercera fase, hacia el 2.000 a. C. y hasta que Stonehenge fuese abandonado a su suerte en el 1.600-1.500 a. C., sería la que daría el aspecto que conocemos en la actualidad, con la formación que da lugar al círculo interno de las Piedras Sarsen, compuesto por 30 piedras labradas unidas por dinteles casi rectangulares (aunque hoy en día solo quedan en pie 7). En su interior se encuentra, el altar.

 

Al igual que con los orígenes del monumento, existen varias teorías sobre cómo las piedras llegaron a estar en la región. Algunos sugieren que los constructores neolíticos usaron trineos y troncos de árboles para formar rodillos, o que hicieron flotar las piedras en barca a lo largo de la costa galesa y hasta el cercano río Avon.

 

 

Stonehenge, un lugar sagrado para los druidas

En el siglo XVIII el médico William Stukeley relacionó este monumento con los druidas, seguidores de una tradición espiritual celta muy similar al paganismo moderno, con la teoría de que el lugar fue construido por ellos como un templo. Aunque en la actualidad no hay evidencia de que los druidas estuvieran vivos en el momento en que se construyó, el sitio sigue siendo un lugar muy espiritual para dar la bienvenida al solsticio de verano e invierno.

 

 

El gran enigma de Stonehenge: su finalidad

Como ocurre con otras civilizaciones conocidas, resulta insólito como tantos miles de años atrás eran capaces de alinear el monumento con el solsticio de verano y con el ocaso del solsticio de invierno de manera casi milimétrica, aunque esto ha servido para que numerosos expertos y arqueólogos dieran con la solución.

Stonehenge es un observatorio, es decir, es un calendario. Desde el centro del monumento y fijando la mirada a la piedra denominada Heel Stone, se puede conseguir alinear ésta con el horizonte, logrando los días de solsticio que el Sol salga o se ponga sobre ella. Antiguamente, esto permitía a campesinos y ganaderos predecir con antelación la llegada de las estaciones para poder planificar sus actividades a largo plazo. 

Otras excavaciones arqueológicas también han encontrado numerosos objetos romanos en la región, lo que sugiere que el sitio también tuvo una gran importancia para realizar rituales sagrados vinculados con el Sol durante la estancia de los romanos por Gran Bretaña.

 

 

Información práctica

¿Cuándo reabrirá sus puertas?

English Heritage ha comunicado que Stonehenge abrirá sus puertas al público el 4 de julio de 2020. A causa de la crisis del coronavirus (COVID-19) se han introducido nuevas medidas obligatorias de seguridad: a partir de ahora es necesario reservar con antelación para acceder al establecimiento y se ha limitado el número de visitantes.

 

¿Dónde puedo comprar los tickets con antelación?

En la web oficial tenéis la posibilidad de comprar los tickets online y llevarlos impresos para tu visita. Si te interesa realizar una excursión a diferentes lugares para aprovechar al máximo tu experiencia dispones de diversas ofertas con visita a Stonehenge que puedes adquirir en este enlace de la tienda de VisitBritain

 

¿Cómo llegar?

El monumento megalítico de Stonehenge se encuentra a casi dos horas de la ciudad de Londres. La manera más sencilla de ir hasta allí en transporte público es cogiendo el autobús desde Salisbury, la Estación Central,  o desde New Canal Stand. Las frecuencias de los autobuses son de 1 hora de intervalos en invierno y en verano los intervalos se reducen a cada 30 minutos. Para información más detallada sobre horarios y rutas, visita este enlace

 

 

VisitBritain Shop:

Stonehenge tour desde Londres (Premium Tours)

Disfruta un tour de medio día a Stonehenge desde Londres con Wifi, audio guías en diferentes idiomas y autobús de lujo.
Desde 66,50 €

Excursión con Golden Tours a Windsor Castle, Salisbury Cathedral, Stonehenge y Bath - en español

Viaje de un día desde Londres a algunas de las atracciones más populares de Inglaterra
Desde 117,50 €

Excursión a Windsor, Stonehenge y Oxford con Evan Evans Tours - En castellano

Realeza, historia y arquitectura se combinan en este viaje en autobús desde Londres
Desde 122,00 €