Descubre Gran Bretaña en otoño e invierno

Para quien guste de reconfortantes almuerzos de domingo, vigorizantes paseos invernales y animados mercadillos navideños, no hay mejor época del año para visitar Gran Bretaña que otoño e invierno. Los parques reales de Londres se inundan de encendidos colores, las calles se adornan con brillantes luces navideñas y aparecen multitud de delicias de temporada que nos harán entrar en calor mientras vemos la nieve caer. Para hacernos una mejor idea, hemos reunido algunas de nuestras actividades favoritas según van bajando las temperaturas en Londres, Manchester, Liverpool, Bristol, Glasgow o Edimburgo; todos destinos fácilmente accesibles en vuelos directos con easyJet y otras operadoras seleccionadas. ¡Subamos a bordo para disfrutar de una experiencia británica de lo más festiva!

1. El otoño y sus cautivadores colores

Windsor Great Park

Gran Bretaña es famosa por sus espacios verdes, pero es en otoño cuando sus parques, jardines botánicos y bulevares alcanzan su máximo esplendor. Podremos caminar bajo una capa de rojos, dorados y marrones en los parques reales de Londres o visitar el castillo de Windsor a ver si avistamos alguna manada de ciervos disfrutando del sol de invierno. El Dunham Massey Park de Manchester y el Everton Park de Liverpool son lugares perfectos para dar agradables paseos otoñales, mientras que quien visite Bristol puede enfundarse sus zapatillas más cómodas para caminar y dejar que sus pisadas crujan sobre un caleidoscopio de hojas en Westonbirt Arboretum. Hogar de 2.500 especies, el despliegue de hojas es tan bonito que próximamente quedará plasmado en los sellos del servicio postal oficial de Reino Unido. Para quienes vayan a Glasgow, recomendamos aventurarse a unos 35 minutos a las afueras para descubrir Loch Lomond & The Trossachs National Park. El parque alberga majestuosas manadas de ciervos y raras ardillas rojas que corretean entre las hojas caídas de sus bosques centenarios. Por otro lado, podremos dar un vigorizante paseo hasta la cima de Arthur's Seat en Edimburgo para disfrutar de apabullantes vistas de la ciudad en todo su helado esplendor.

2. Excelentes mercados navideños

Manchester Christmas Market

No se puede competir con Gran Bretaña en lo que respecta a mercadillos de Navidad. La South Bank de Londres es perfecta para contagiarnos del espíritu navideño, pero también el emblemático Winter Wonderland de Hyde Park, con sus atracciones y puestos decorados con luces navideñas y repletos de artesanía de temporada. El aroma de los pinos y el vino caliente nos acompaña a medida que exploramos las maravillas invernales de Manchester. Con 10 mercadillos en lugares como Albert Square, el Corn Exchange y los jardines de la Catedral, en toda la ciudad se respira el espíritu navideño, convirtiéndola en el lugar perfecto para hacer unas compras para la ocasión. Podremos curiosear entre más de 50 puestos o acariciar al reno en el Bristol Christmas Market, así como visitar St George's Hall en Liverpool para adquirir regalos hechos a mano o disfrutar de unas castañas asadas o un delicioso vino caliente. ¿Y qué hay de Edimburgo? Deambulemos hasta East Princess Street Gardens para apreciar la artesanía local navideña y las deslumbrantes vistas desde la noria, o ver las cabañas y puestos de madera cubiertos por la nieve en George Square y St Enoch Square en Glasgow, donde encontraremos reconfortante comida internacional y un sinfín de ideas para regalo.

3. Las cafeterías más acogedoras

The Florist

No hay nada que represente mejor un acogedor fin de semana invernal viendo la vida pasar que estar sentado con amigos frente a un café humeante. Para quienes busquen un lugar con clase, el emblemático Monmouth Coffee de Londres ofrece los mejores cafés tostados en el corazón de Covent Garden y Borough Market, mientras que The Florist en Bristol es un paraíso lleno de flores para los amantes del café de Java. Para los amantes de las delicias veganas, Willow Grove en Glasgow es el lugar de moda para veganos y vegetarianos donde encontraremos panes recién hechos, sabrosas tartas y la espuma del café perfecta, mientras que en Steamie Coffee Roasters nos ayudan a sacar el mejor partido al invierno con una carta de mezclas de temporada en constante renovación. Los aficionados al cómic pueden disfrutar de la cafeína acompañados de buena literatura en el Cult Espresso de Edimburgo y, para quienes visiten Manchester, aseguramos que merece la pena hacer cola en Pollen para saborear sus pasteles y algunas de las mejores mezclas de la ciudad. Los amantes del té en busca de la taza de chai perfecta encontrarán su lugar en el LEAF de Liverpool, un centro de arte urbano en expansión que ofrece acogedoras variedades de temporada como el rooibos con cayena y jengibre.

4. Los asados de domingo más reconfortantes

Hawksmoor

Los británicos adoran un buen asado, y no hay mejor momento que cuando cae la noche para disfrutar de uno de sus mejores platos nacionales. Todo el país está plagado de acogedores pubs y elegantes restaurantes que ofrecen reconfortantes cenas, así que hay multitud de opciones para elegir. El pub The Bowl Inn en Bristol nos ofrece un delicioso menú de domingo «de la huerta a la mesa» junto a una acogedora chimenea, y en The Princess of Shoreditch en Londres encontraremos un asado con todos sus acompañantes procedentes de fuentes locales y ecológicas. En el centro de Manchester, Albert Square Chop House ofrece una deliciosa selección de platos como el lomo de cerdo cocinado a baja temperatura, mientras que las sesiones de Constellations Roast & Records Sunday combinan comidas espectaculares con la mejor banda sonora en el corazón del Baltic Triangle de Liverpool. ¿Y qué hay de Escocia? El gastropub de Edimburgo por excelencia, The Scran & Scallie, es famoso por sus suntuosas recetas elaboradas con los mejores ingredientes escoceses, mientras que la reconocida cadena Hawksmoor es una de las favoritas entre los locales que buscan una comida de esas que no se olvidan. Por último, en Glasgow, The Curler’s Rest ofrece platos tradicionales con un toque escocés, además de un sabroso asado de frutos secos perfecto para vegetarianos con ganas de disfrutar del domingo.

5. Las luces navideñas con más encanto

Christmas at Covent Garden

En invierno, Gran Bretaña se ilumina a medida que las ciudades de todo el país se preparan para la temporada navideña con espectaculares despliegues de luces. En el ONE de Liverpool veremos el árbol de Navidad más alto de Reino Unido rodeado por la bandera británica y animado por un karaoke de villancicos, y en Bristol podremos asistir a la ceremonia anual del encendido de luces que ilumina la ciudad. En Manchester, el Dunham Massey Park nos hará descubrir un verdadero país de las maravillas invernales, donde podremos pasear por iluminados senderos rodeados de árboles encantados y el hechizante Túnel de la Luz, o ¿por qué no perdernos por un mundo de colores festivos en el Real Jardín Botánico de Edimburgo? Para quienes busquen obsequios navideños de última hora, encontraremos miles de opciones bajo un techo de luces en Buchanan Street, en Glasgow, o curioseando por las calles empedradas repletas de mágicas luces en el histórico barrio de Londres de Seven Dials.

6. La diversión más navideña

Natural History Museum

Las galerías de Gran Bretaña, repletas de museos y exposiciones gratuitas durante todo el año, son el lugar perfecto para escapar del helado clima invernal y culturizarnos un poco. En el Museo de Historia Natural de Londres encontraremos un sinfín de exposiciones gratuitas, además de una pista de hielo exterior perfecta para patinar. El Georgian House Museum de Bristol nos hará viajar al pasado y entrar en calor, o por qué no descubrir los secretos de la Revolución Industrial en el Science & Industry Museum de Manchester. Por otro lado, nos pondremos al día sobre nuevas tendencias en la Tate Gallery de Liverpool. En Edimburgo, nos empaparemos de historia escocesa en la Biblioteca Nacional, y en Glasgow podremos descubrir el majestuoso esplendor de la Gallery of Modern Art y además, ¡sin gastar un céntimo!

06 Nov 2019(last updated)