Edinburgh

Edimburgo rezuma historia por los cuatro costados. Coronada por un castillo asentado sobre un acantilado y con multitud de adoquines y antiguas escaleras que cruzan la ciudad, la capital de Escocia no es tanto un recuerdo del pasado sinoun vivo escenario que ve los siglos pasar. Reducirla a la categoría de museo viviente podría ser arriesgado. Se trata de un lugar donde el ritmo cultural no para, una ciudad artística y alegre con mucha personalidad y un fascinante revoltijo de extravagantes pubs, restaurantes y otros atractivos listos para ser descubiertos. Si queremos conocer la ciudad, hay que saber que los bares y callejones de Edimburgo son tan importantes como sus monumentos principales. Y no es necesario gastar mucho para disfrutarla.

Principales atractivos

Gran parte de los mejores atractivos de la ciudad son gratis. Tres que no podemos perdernos son el magnífico Museo Nacional de Escocia —donde se encuentra la famosa oveja Dolly, el primer mamífero clonado del planeta—, la Galería Nacional de Escocia (donde se suelen celebrar visitas, eventos y talleres, muchos de ellos gratis) y el Writers’ Museum, centrado en las figuras de Sir Walter Scott, Robert Louis Stevenson y el inimitable Robert Burns. Por otro lado, quien quiera disfrutar de las mejores vistas de la ciudad, puede emprender la subida de una hora hasta el pico Arthur’s Seat. Es más que aconsejable —y no cuesta un centavo. Un consejo: si la subida parece demasiado ardua, nos queda la colina de Calton Hill. Cuesta menos esfuerzo, y es igual de espectacular.

Quienes quieran visitar los lugares turísticos clásicos, incluyendo el Castillo de Edimburgo y el Palacio de Holyroodhouse, no viene mal saber que nos ahorraremos algo adquiriendo el Royal Ticket, con el que podremos disfrutar de entrada preferente y paseos en autobús gratuitos durante 48 horas.

Grassmarket, Edinburgh © VisitScotland
Grassmarket, Edinburgh © VisitScotland

  

Para conocer el centro de Edimburgo, conviene hacerlo a pie. Y si contamos con alguien que conoce el lugar como la palma de su mano, mejor que mejor. Existen varias opciones de visitas guiadas temáticas, muchas de las cuales aceptan un pago voluntario. Recomendamos tres: los paseos guiados gratuitos de SandemansNewEurope, el Potter Trail que hace un recorrido temático sobre Harry Potter (ya que en esta ciudad es donde JK Rowling escribió sus primeros libros) y, como no, el Free Ghost Tour —porque no hay lugar como Edimburgo cuando se trata de demonios necrófagos, gremlins y eventos espeluznantes.

Edinburgh Old Town © thisisedinburgh
Edinburgh Old Town © thisisedinburgh

Algo diferente

Puede que la Ciudad vieja de la ciudad sea la protagonista de las postales, pero Edimburgo es mucho más que su centro medieval. La llamada «Ciudad nueva» no es propiamente nueva, pero tiene mucho encanto, con sus elegantes edificios del siglo XVIII. En ella se encuentran muchos de los lugares que aparecen en la visita auto-guiada que nos propone Edinburgh’s 101 Objects, que da vida a la ciudad a través de multitud de inusuales puntos de interés, muchos de ellos de entrada gratuita. Asimismo, tanto en la parte nueva como en la vieja, dispondremos de Wi-Fi gratuita.

Un poco más lejos, Leith ha sido el puerto de la ciudad durante siglos y recientemente ha experimentado un nuevo soplo de vida. Para quienes busquen un barrio creativo e independiente con precios más económicos que la Ciudad vieja, este es el lugar.

Leith seaport © ste_hinde_photography
Leith seaport © ste_hinde_photography

La kilométrica calle principal de Leith Walk lo conecta al centro de Edimburgo. Recomendamos visitar Elvis Shakespeare, una tienda especializada de libros y vinilos donde se suelen celebrar conciertos gratis, y comer en The Walnut, un restaurante escocés excelente que nos permite llevar nuestro propio alcohol.

Edimburgo es sinónimo de festivales de verano de arte y comedia, pero otras épocas del año también tienen su interés; en The Stand, podremos asistir a noches de actuaciones humorísticas, entre ellas un espectáculo de improvisación gratuito todos los domingos a la hora de comer. ¿Y para echar unos bailes? En Whistle Binkies, hay música en directo con entrada gratis todas las noches.

Cómo llegar a Edimburgo y alrededores

El aeropuerto de Edimburgo cuenta con multitud de conexiones a ciudades europeas y británicas —por ejemplo, el trayecto desde Londres en avión dura 75 minutos. Varias compañías cubren la ruta, así que conviene buscar las mejores tarifas. Asimismo, se puede llegar en tren, y los billetes no salen caros si se compran con tiempo. En Man in Seat 61 encontraremos algunos consejos útiles.

Dentro de Edimburgo, se puede llegar a pie a la mayoría de los puntos de interés principales; no obstante, con la aplicación de Transport for Edinburgh se pueden comprar billetes de autobús, incluyendo varios billetes de día entero a buen precio. Para quienes viajen a otros destinos de Escocia, conviene echar un vistazo a las ofertas especiales de ScotRail para viajes fuera de temporada.

Dónde dormir

Nuestro mejor consejo es: no ir en verano. Puede sonar absurdo, dado lo famosos que se han hecho los festivales anuales de la ciudad, pero las tarifas realmente se disparan en dicha época. Si aún así se opta por ir (al fin y al cabo, el Fringe Festival cuenta con cientos de espectáculos artísticos gratuitos), recomendamos reservar lo antes posible para garantizar un alojamiento económico, o quizás quedarse fuera de la ciudad —por ejemplo, en la histórica localidad de Dunfermline, que se encuentra a menos de 45 minutos en tren.

El resto del año, encontraremos las mejores ofertas de alojamiento durante los meses de octubre y noviembre así como de enero a marzo. A menudo, el portal de turismo de la ciudad comparte descuentos de sus hoteles miembro en la página web Edinburgh.org/offers. Dos opciones accesibles cerca del centro son easyHotel Edinburgh y Hotel Motel One.

Dónde comer

Quien piense que la cocina escocesa es todo haggis, neeps and tatties (plato tradicional a base de carne, especias y harina de avena), está en el siglo equivocado. Los viernes y sábados encontraremos varios mercados de comida callejera, incluyendo el maravilloso Edinburgh Farmers Market. Para los amantes del curry a un precio estupendo, recomendamos seguir a los lugareños hasta The Mosque Kitchen. Por lo demás, Groupon y Open Table suelen ofrecer buenos descuentos, así como Purslane Restaurant o The Grain Store, dos bonitos lugares donde encontraremos menús de mediodía a precios reducidos.

Para más información sobre Edimburgo y el resto de Reino Unido, recomendamos consultar VisitBritain.com

Para comprar entradas y demás, recomendamos consultar VisitBritainshop.com