El Castillo de Glamis

La grandiosidad de cuento de hadas del Castillo de Glamis guarda una variada y fascinante historia que abarca seis siglos.

Hogar del Macbeth de Shakespeare (aunque solo en la obra de teatro del mismo nombre), en la vida real fue la residencia de la difunta Reina Madre durante su infancia.

Pasea por sus suntuosas estancias y aprovecha para relajarte en sus exuberantes y verdes jardines.

 

Información práctica

La mejor manera de ir desde Edimburgo al Castillo de Glamis sin un coche es en tren y convinándolo con la línea de autobús número 22. El trayecto en total dura unas 3 horas y  20minutos. 

 

Suscríbete a nuestra newsletter