5 escapadas de un día desde Londres

No exageramos si decimos que Londres, de museos a mercadillos, de espectáculos a monumentos, tiene motivos suficientes para mantener ocupado al visitante durante no uno sino varios viajes. 

Pero como el Reino Unido es mucho más que una sola ciudad, por entretenida que sea, os vamos a proponer cinco escapadas de un día cerca de Londres. Interesantes, fáciles de llegar a ellas y con mucho que ver. Tanto que a lo mejor acabáis haciendo noche allí en lugar de regresar a Londres.

 

 

Cambridge


Punts

El ambiente universitario se respira en esta ciudad desde hace siglos, tantos como tienen sus principales edificios, destinados a dar la mejor educación a pasadas y futuras generaciones. En una visita a Cambridge es imprescindible un tour por las distintas facultades (colleges) o un tranquilo paseo a la sombra de estos impresionantes edificios, como King´s College Chapel.

Si quieres probar una experiencia distinta, puedes recorrer el Río Cam (que discurre lentamente a través de los jardines traseros, the backs, de varias facultades) a pie o, de una manera más relajada, en una barca guiada por un punt (barquero que usa un largo palo para moverla).

No puedes volver a Londres (a sólo 80km al sur) sin pasarte por Fitzbillies (en Trumpington St.) la pastelería artesanal más antigua de Cambridge.

 

 

Canterbury

Catedral de Canterbury. Foto de José Luis Sarralde.
Catedral de Canterbury. Foto de José Luis Sarralde.

Esta preciosa ciudad medieval tiene el honor de ser Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, por la Catedral de Canterbury, la Iglesia de San Martín y la, en ruinas, Abadía de San Agustín. Hay también restos romanos y normandos y una sola iglesia católica, así como una zona de tradicionales casa de madera por la que es un placer pasear.

No todo tiene siglos a sus espaldas, pues casi uno de cada cuatro residentes de  Canterbury es estudiante en alguna de sus universidades, lo que augura un ambiente juvenil a sólo dos horas en autobús del centro de Londres (o una hora en tren de alta velocidad).

Un lugar especial, de los muchos que hay en Canterbury es “The Pound” (1 Pound Lane), un bar y restaurante ubicado en la antigua cárcel y estación de policía, junto al Mirador y Torres de Westgate. 

 

 

Dover


Acantilados Seven Sisters

Se puede decir que Canterbury está en la ruta a Dover, o que Dover es una posible extensión de una excursión a a Canterbury, si no vamos a volver a dormir a Londres esa noche. 

Dover, y su costa, están tan cercanos al continente que este fue el punto elegido por el piloto Luis Bleriot para aterrizar su frágil avión, cuando realizó el primer vuelo a través del Canal de la Mancha hace poco más de cien años. Y, por mar en lugar de aire, es desde Dover donde, quien se atreve, intenta realizar el cruce a nado del Canal.

Los impresionantes acantilados blancos de Dover son, sin duda, el rasgo que a más gente atrae a esta zona. Si los recorremos, alejados del borde, en un día claro podemos ver la costa francesa, a poco más de 30 kilómetros de distancia.

La otra joya de una visita a Dover es su castillo, el mayor del Reino Unido y con túneles secretos que fueron usados durante la II Guerra Mundial como puesto de mando militar.

 

 

Oxford

Balliol college.Foto de Jose Luis Sarralde.
Balliol college. Foto de José Luis Sarralde.

Si lleváis la cuenta, no es la única ciudad universitaria de esta lista pero, al igual que Cambridge y Canterbury, no sólo eso es lo que la hace atractiva como escapada desde Londres. 

A sólo 80 km de la capital británica, Oxford tiene la enseñanza casi como producto secundario de una ciudad industrial pero, sin embargo, se la conoce más por sus bellos edificios que por sus fábricas.

Oxford (“la ciudad de las agujas – arquitectónicas – de ensueño”) alberga la universidad, en lengua inglesa, más antigua del mundo y su puerta la han cruzado escritores como JRR Tolkien o Lewis Carroll. Tal vez sean futuros escritores famosos esos estudiantes que recorren Oxford en bicicleta y con los que uno se tropieza camino de la Biblioteca Bodleian o el precioso edificio Radcliffe Camera.

 

 

Brighton

Brighton pier. Foto de José Luis Sarralde
Playa de Brighton. Foto de Objetivo Viajar

Dejamos para el final una excursión de un día desde Londres que es, probablemente, una de las más clásicas, imprescindibles y recomendadas: Brighton.

Brighton tiene un muelle que es mucho más de lo que significa la palabra, pues cuenta con atracciones como montañas rusas y máquinas recreativas, a la par que restaurantes y puestos de comida. La playa de Londres, como algunos la llaman, tiene una franja costera de más de 8 kilómetros para dejar la toalla y disfrutar del sol.

 

  

Escrito por José Ramón Pérez “Avistu”

Desde el año 2008, tras un viaje de 12 meses recorriendo Asia y Oceanía, es uno de los cuatro editores (y además amigos) de Viajablog, uno de los blogs independientes de viaje más populares en habla hispana. Con varios viajes de más de 6 meses a sus espaldas y una media de un viaje cada 15 días, escriben información práctica y experiencias sobre destinos tan dispares como los Carnavales de Frankfurt, las mejores vistas de Barcelona, cómo preparar la mochila para viajar con Ryanair o consejos para visitar Myanmar. Viajablog es miembro fundador (2012) de Travel Inspirers.