Gieves & Hawkes

Gieves & Hawkes, sastres de la famosa calle Savile Row, confeccionan prendas desde hace más de 200 años. Tienen una "Royal Warrant", un símbolo distintivo concedido a aquellos proveedores que hayan suministrado sus productos a la familia real británica durante cinco años como mínimo, y han vestido a la familia real, desde el príncipe Guillermo hasta la propia reina Isabel II. Si te apetece tener un traje elegante hecho a medida, este es el lugar perfecto.