John Lobb

Con su "Royal Warrant", un símbolo distintivo concedido a aquellos proveedores que hayan suministrado sus productos a la familia real británica durante cinco años como mínimo, y su firme presencia en el elegante barrio londinense de St James, John Lobb crea calzado que se encuentra entre los mejores del mundo. John Lobb era un chico cojo de una granja de Cornualles, cuya destreza le hizo famoso en el mundo de la moda en el siglo XIX. Su reputación por sus artesanales dotes se ha perpetuado hasta la actualidad.

John Lobb