La Isla de Wight, un paraíso al sur de Inglaterra

Situada a tan solo dos millas de la costa sur de Inglaterra, y midiendo poco más de 22 millas de este a oeste, la Isla de Wight es un gran ejemplo de slow life a escasos kilómetros de tierra firme. Con su pintoresca costa, un paisaje inundado de belleza natural, lugares históricos y una deslumbrante variedad de festivales, la isla tiene todos los ingredientes para una escapada memorable de fin de semana o incluso para una estancia más larga durante todo el año. En este artículo os presentamos la Isla de Wight, con todos los detalles sobre cómo llegar, dónde alojaros y la mejor manera de viajar por la isla. ¿Nos acompañáis? 

 

 View over the Needles, a series of chalk sea stacks reaching out in to the sea at Alum bay. A man standing on the cliffs.

Tradiciones costeras y playas de arena

 

Debido a su tamaño y ubicación remota, la Isla de Wight está llena de playas vírgenes. La localidad de Sandown, con kilómetros de arena dorada para pasear por su orilla, es un escenario ideal para aquellos que deseéis experimentar un día muy british al lado del mar. Los surfistas podéis poner a prueba vuestras habilidades en su playa, explorar el muelle y su peculiar campo de golf, o disfrutar de un tradicional fish & chips para terminar el día.

Ubicada justo debajo de un pueblo lleno de tiendas con techos de paja, la playa de Shanklin es un lugar maravilloso para ir a pasar el día. Allí se encuentra el Fisherman’s Cottage Inn, un pub muy acogedor de más de dos siglos de historia. Moviéndoos hacia el oeste de la isla, podéis explorar las arenas doradas y los impresionantes acantilados de Compton Bay. No es solo un lugar bonito, sino que esta playa es ideal para la búsqueda de fósiles, y está al lado de la ubicación donde se celebró el famoso Festival de la Isla de Wight de 1970, que fue sede de artistas como Jimi Hendrix y Miles Davis. También en el oeste, podéis encontrar la pequeña pero familiar Colwell Bay, una cala más tranquila, perfecta para daros un chapuzón refrescante o para admirar como cae el atardecer sobre su bahía.

 

Person mid jump on a wake board, Isle of Wight, England.

 

El siguiente punto relevante en nuestro recorrido es la localidad de Ventnor, que cuenta con playas de arena, casetas de playa vintage y un quiosco de música tradicional, todo ubicado debajo de una ciudad victoriana. En este lugar os recomendamos acercaros a The Haven, un pequeño muelle en el que sirven pescado fresco pescado por los locales. Después de vuestro picoteo podéis perderos por las callecitas de la ciudad, que albergan una variedad de tiendas extravagantes y bohemias y un jardín botánico tropical de lo más espectacular.

Por último, no os olvidéis de pasaros por la playa de Alum Bay, un lugar donde los guijarros, las arenas multicolor y el mar están enmarcados por las icónicas estructuras de piedra, conocidas como The Needles.

 

The Needles: maravillas naturales y senderos de costa

The Needles es un conjunto de piedras de tiza blanca que se elevan a 30 metros del mar. Este lugar es una maravilla natural que os encantará y no os podréis resistir a sacarle un reportaje de fotos durante vuestra escapada. Este rincón de la isla es adorado tanto por sus visitantes como por los locales y fotógrafos. Si estáis buscando emociones fuertes, podéis disfrutar de sus impresionantes vistas desde las alturas a bordo del famoso telesilla, que viaja más de 50 metros sobre la playa. 

 

Aerial view of the Needles is a row of three distinctive chalk sea stacks that rise out of the sea off the western extremity of the Isle of Wight - There is a lighthouse at the end of the stacks, credit to VisitBritain/ Jason Hawkes

 

Para los que os gustaría tener una escapada más activa, también podéis hacer senderismo o montar en bicicleta a lo largo de un sendero de la costa -de 68 millas- que rodea el contorno de toda la isla. Este sendero, que en otoño tambien es muy recomendable porque está lleno de color, abarca paisajes pintorescos, acantilados y playas arenosas y nos da la oportunidad de relajarnos admirando sus vistas o detenernos para disfrutar de un picnic en la naturaleza. 

 

The Needles is a row of three distinctive stacks of chalk that rise out of the sea off the west of the Isle of Wight. Needles lighthouse is a national landmark at the end of this chain. Sunset.

Castillos de cuento y residencias Reales

En la Isla de Wight podéis disfrutar de atracciones para todas las edades, desde daros un paseo por los lugares  históricos de la isla, hasta disfrutar de un día familiar lleno de diversión. 

Podéis planificar una excursión a Osborne House, la casa de vacaciones de la reina Victoria y el príncipe Alberto, para que paseéis por sus majestuosos jardines y terrenos. Los puntos destacados de este lugar son su jardín amurallado, las elegantes terrazas con unas vistas espectaculares y la oportunidad de ver The Swiss Cottage, un refugio utilizado por los hijos de la pareja real.

El castillo de Carisbrooke es una joya histórica que en su origen fue una prisión y fortaleza, y que después paso a ser residencia Real. Con partes del castillo que datan de casi 1,000 años, los amantes de la historia podéis admirar las vistas panorámicas desde sus muros y pasear junto a su peculiar foso antes de descubrir dónde se encontraba el rey Carlos I durante su encarcelamiento. Si os gustan los animales, tenéis que acercaros a conocer los burros que residen en el castillo para sacaros un selfie con ellos.

Diversión en familia

Robin Hill Country Park ofrece 88 acres de campo y zonas verdes, y aventuras en cada esquina. Sin duda, disfrutaréis recorriendo las copas de sus árboles, sus redes de aventura y los toboganes gigantes. Otra atracción familiar es Blackgang Chine, el parque temático más antiguo de Gran Bretaña. Se trata de una mezcla muy harmoniosa de diferentes mundos temáticos y atracciones con vista al mar. Además, las familias que deseéis pasar un día de diversión en la granja, podéis organizar un viaje al Tapnell Farm Park, entre sus atracciones incluyen una pista de carreras de karts de balas de heno. Recordad que la reserva previa a todas estas atracciones es esencial. 

 

girl having fun in outdoors adventure park

Música, gastronomía y festivales

La Isla de Wight se forjó por primera vez una reputación de ser la isla de los festivales en 1969, cuando por el histórico Festival de la Isla de Wight desfilaron personalidades como Bob Dylan, que tocó ante una audiencia de 150,000 personas, incluidos miembros de Los Beatles. El festival de la Isla de Wight sigue siendo una gran cita en el calendario para los amantes de la música de todo el mundo. Tomar nota, su próxima edición está programado para los días 17,18, 19 y 20 de junio de 2021. The Wight Proms es un festival anual al aire libre de cabaret en directo, música clásica y comedia, que tiene lugar en Northwood House, cerca de Cowes.

 

Young woman with a fluorescent hoop at Bestival, a four-day music festival held at the Robin Hill country park on the Isle of Wight, England.

 

Los excursionistas podréis disfrutar del Festival Anual de la Isla de Wight, normalmente programado en octubre y, en septiembre, tanto los locales como visitantes pueden admirar desde tierra firme el evento Carrera Round the Island donde los marineros locales compiten para ganar la carrera en vela que da la vuelta a la isla.  

Otra de las celebraciones más pintorescas es el Festival del Ajo de la Isla de Wight, que volverá en agosto de 2021. El festival ofrece la oportunidad para que los amantes de la comida celebren el bulbo cultivado localmente, junto con música en directo, apariciones de chefs muy conocidos y una gran cantidad de actividades infantiles. 

 

Sailing boats racing on the Solent during Cowes Week, the largest sailing regatta of its kind in the world.

Información práctica

Además de todos los senderos para caminar y montar en bicicleta, los aventureros podéis explorar la isla de muchas otras formas. La podéis recorrer en coche o en transporte público, ya que los autobuses y ferrocarriles están muy bien conectados alrededor de la isla.

La manera más sencilla de acceder a la isla es, en primer lugar, cogiendo un tren desde Londres, de la estación de London Waterloo a Southampton o Portsmouth Southsea. Una vez lleguéis a vuestra siguiente parada, podéis tomar un ferry, que tarda alrededor de 25 minutos con el servicio Red Funnel, que sale de Southampton, Portsmouth o Lymington para trasladaros a la Isla de Wight. El recorrido total del trayecto es menos de dos horas. Otra opción, dedicada exclusivamente a los más aventureros, es viajar a la isla en aerodeslizador. Os aseguramos que será una experiencia inolvidable.

 

 

Alojamiento

Desde hoteles de lujo hasta pintorescas cabañas tradicionales, la Isla de Wight ofrece una variedad de lugares donde podéis hospedaros. Os aconsejamos dirigiros a la oficina de turismo oficial de la isla para obtener una lista completa de los lugares donde podéis descansar. Si lo que estáis buscando es conectar con la naturaleza, os animamos a que os planteéis pasar vuestra estancia en uno de los campings y glampings que ofrece la isla.

Los viajeros que os guste acampar al aire libre, podéis montar vuestra tienda de campaña en Grange Farm en Newport y soñar con tener solo el sonido de las olas como despertador, o bien dormir en un acogedor eco-pod en el tranquilo Tom's Eco Lodge, donde podéis incluso alquilar un jacuzzi

 

A campsite on a farm in East Sussex. Yurts and teepees in an orchard setting. A group of three young women, friends on a camping holiday.

14 May 2021(last updated)

¡Sigue inspirándote!