Los castillos más espectaculares de Gran Bretaña

En Gran Bretaña podéis encontrar cientos de castillos y fortalezas que os dejarán con la boca abierta de los conocimientos y habilidades de ingeniería de las generaciones anteriores. Desde las enormes fortalezas en la costa hasta las residencias reales que aún están habitadas. Estos castillos son un recordatorio patrimonial del pasado histórico del país.

 

INGLATERRA

Inglaterra es hogar de algunos de los castillos más espectaculares que se han construido a lo largo de los siglos. Estos lugares llenos de historia ofrecen una oportunidad de combinar la naturaleza de Inglaterra con un mágico viaje al pasado.

 

El Castillo de Windsor

 

Al oeste de Londres se encuentra el castillo habitado más antiguo y grande del mundo. El Castillo de Windsor fue construido por Guillermo el Conquistador en el siglo XI. Hoy en día, el castillo es utilizado regularmente por la reina Isabel II como residencia de fin de semana, así como para celebraciones estatales y bodas reales.

En cuanto a su estructura, una torre redonda domina el horizonte y está asentada en la parte más antigua del castillo. En La Capilla de San Jorge, se encuentra la Orden de la Liga, una orden de caballeros que se remonta al reinado de Eduardo III, en el año 1348. Si os gustaría visitarlo os recomendamos que compréis las entradas con antelación.

 

El Castillo de Warwick

 

El Castillo de Warwick, en el condado de Warwickshire, es una imponente fortaleza de 1.100 años de antigüedad que ofrece una muestra de lo que era la vida medieval británica. Aquí podéis pasear por debajo del impresionante portón del castillo y sus murallas, disfrutar de las exposiciones de tiro con arco y explorar sus 26 hectáreas de jardines. Este lugar es perfecto para hacer una excursión con los más pequeños, ya que los niños pueden hacer un viaje en el tiempo recorriendo su laberinto;los más valientes podéis reservar la entrada para visitar la mazmorra del castillo y descubrir algunos de los secretos más oscuros de Warwick con actores en directo y efectos especiales que os darán escalofríos.

 

La Torre de Londres

 

La Torre de Londres, que una vez fue residencia real y una importante prisión, tiene 1.000 años de antigüedad y está declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Su imponente fortaleza es el hogar de las Joyas de la Corona, una colección de más de 23.000 deslumbrantes gemas. Podréis aprender más sobre la historia de este lugar con los Guardianes Yeoman, mejor conocidos como Beefeaters que, junto a los legendarios cuervos de la torre, la han custodiado desde los tiempos de los Tudor.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Turismo de GB•VisitBritain (@lovegreatbritain_es) on

 

El Castillo de Highclere

 

El Castillo Highclere, situado en el condado de Hampshire, es conocido por haber sido la localización de la serie británica Downton Abbey. Este lugar inicialmente fue un palacio medieval que a mediados del siglo XIX fue renovado por Sir Charles Barry, el famoso arquitecto detrás de las Cámaras del Parlamento de Londres. En su interior podréis visitar sus numerosas estancias, incluidas las utilizadas como salas de estado en la película de Dowton Abbey. También podréis explorar los jardines que datan del siglo XII y su impresionante parque de más de cuatro kilómetros, diseñado por el paisajista Capability Brown. En la actualidad el castillo es el hogar del conde y la condesa Carnarvon, cuya familia ha vivido aquí desde 1679. Nos gustaría destacaros que una de las salas alberga una exhibición única de antigüedades egipcias en homenaje al papel del 5º conde de Carnarvon en el descubrimiento de la tumba de Tutankamón. Este año, el establecimiento acogerá sus tours especiales de otoño e invierno, el de residencias reales y sets de películas, y el de Navidad.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Grande-Bretagne•VisitBritain (@lovegreatbritain_fr) on

 

El Castillo de Hever

 

El Castillo de Hever fue el hogar de la infancia de Ana Bolena, la segunda esposa de Enrique VIII. Este lugar fue construido en 1270 y hoy en día es un escenario lleno de retratos y tapices de los Tudor con más de 700 años de antigüedad. Desde las murallas podréis observar sus impresionantes vistas al lago Hever. En el terreno del castillo encontraréis un laberinto de 100 años, así como sus espectaculares jardines, premiados por la belleza y el despliegue de sus flores de Dhalias y el cálido aroma azucarado  del árbol oriental Katsura. Si os gustaría acceder al castillo y a sus terrenos es esencial que compréis las entradas con antelación.

 

Castillo de Alnwick

 

Después de Windsor, el Castillo de Alnwick es el segundo castillo habitado más grande de Gran Bretaña. Sus impresionantes muros han servido a lo largo de los siglos como puesto militar, establecimiento educativo y hogar familiar.  El castillo de Alnwick es también uno de los lugares de rodaje más conocidos de las películas de Harry Potter, en las que sirvió de telón de fondo para grabar escenas de las dos primeras películas. También fue el escenario de otras películas como "Robin Hood" y "Elizabeth" en Downton Abbey. Para acceder al establecimiento es necesario comprar las entradas con antelación. 

 

El Castillo de Bamburgh

 

El Castillo de Bamburgh, situado sobre una alta roca en la costa de Northumberland, fue una fortaleza que data de poco después de la invasión normanda que sirvió como palacio para numerosos reyes en los siglos siguientes. En su interior podréis disfrutar de una amplia colección de artillería y artefactos que revelan más información sobre su pasado. Hoy en día es la casa de la familia Armstrong, descendientes del ingeniero victoriano William Armstrong, que compraron el castillo para restaurarlo y abrirlo al público. Para acceder al castillo os recomendamos comprar las entradas con anticipación.

 

El Castillo de Leeds

Leeds Castle - Daffodils

 

El Castillo de Leeds, situado en el condado de Kent, celebró su 900 aniversario en 2019. Este castillo ha sido propiedad privada de seis reinas medievales de Inglaterra; un palacio utilizado por Enrique VIII y su primera esposa, Catalina de Aragón; una casa de campo jacobea; una mansión georgiana, y un elegante retiro de principios del siglo XX para los influyentes y famosos. ⁠Entre sus estancias, nos gustaría destacar la exposición de Gatehouse donde podréis explorar su historia y el centro de aves de presa del castillo donde se exhiben halcones, búhos, águilas y otras aves majestuosas. Todas las visitas deben ser reservadas online.

 

ESCOCIA

Los castillos de Escocia son un reflejo del pasado de la nación, mostrando las luchas por el poder en medio de algunos de los paisajes más espectaculares, desde sus profundos bosques hasta sus misteriosos lagos.

 

El Castillo de Edimburgo

 

Desde su posición dominante en Castle Rock, en pleno corazón de la capital escocesa, el Castillo de Edimburgo ofrece una impresionante vista sobre la ciudad. Habiendo servido en el pasado como fortaleza militar, prisión y residencia real, sus muros están llenos de historias de traición y engaños. El castillo también ha sido utilizado como Palacio Real, siendo el hogar de muchos reyes y reinas medievales a lo largo de los siglos. Por otro lado, tiene una parte destinada al Museo Nacional de la Guerra de Escocia, donde hace un repaso a los más de 400 años de historia militar del país y ha sido declarado como el Monumento Nacional Escocés a la Guerra. Para acceder al establecimiento es necesario comprar las entradas con antelación.

 

El castillo de Craigievar

 

El Castillo de Craigievar con su fachada de color rosa parece sacado de un cuento de hadas. Como dato curioso, que sepáis que Walt Disney se inspiró en este edificio para crear el Castillo de la Cenicienta. Rodeado por un pintoresco paisaje, esta encantadora casa-torre se completó alrededor del año 1626. Desde entonces poco ha cambiado su apariencia, ya que en los pisos superiores sigue sin haber luz artificial. En su interior podréis encontrar una increíble colección de obras de arte, armas y artefactos en su estado original.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Turismo de GB•VisitBritain (@lovegreatbritain_es) on

 

El Castillo de Stirling

 

El Castillo de Stirling, construido sobre una roca volcánica, ofrece una de las vistas panorámicas más impresionantes de Escocia. Durante las Guerras de la Independencia este lugar sirvió como una poderosa fortaleza para protegerse del enemigo y cambió de dueños varias veces antes de convertirse en una residencia real. Hoy en día el palacio muestra la vida de los reyes del siglo XVI y su Gran Salón, encargado por el rey James IV, es conocido por ser la sala de banquetes más grande del país y por su impresionante arquitectura renacentista. Para los amantes de la historia, que sepáis que este fue el hogar de la infancia de María Reina de Escocia. Para acceder al establecimiento es necesario comprar las entradas con antelación.

 

El Castillo de Eilean Donan

 

El Castillo de Eilean Donan, situado en las Tierras Altas de Escocia, es el punto de encuentro de tres lagos: Loch Duich, Loch Long y Loch Alsh. En sus orígenes este lugar fue construido como una fortaleza del siglo XIII, que a lo largo de los siglos tuvo que ser reconstruida varias veces, antes de que fuera víctima de las rebeliones jacobitas en los siglos XVII y XVIII. Sin embargo, unos 200 años más tarde, el sitio ha sido restaurado y actualmente se ha convertido en uno de los iconos más emblemáticos del país. Si os gustaría explorar el interior de este lugar, tenéis que comprar las entradas con antelación.

 

El Castillo de Urquhart

 

Situadas a orillas del Lago Ness, las ruinas del Castillo de Urquhart ofrecen unas vistas espectaculares del lago y sus alrededores. Con una historia de alrededor de 1.000 años, el castillo fue una vez una fortaleza medieval. Durante las Guerras de la Independencia los últimos soldados abandonaron el castillo en 1692, volándolo al salir. Sin embargo, sus ruinas con el telón de fondo del lago y sus colinas lo convierten en un paisaje mágico. Para visitarlo, os recomendamos reservar vuestras entradas con antelación.

 

El Castillo Dunrobin

Castillo de Dunrobin, en Escocia, Gran Bretaña.

 

El Castillo de Dunrobin impresiona con sus torres cónicas, sus jardines amurallados y sus impresionantes vistas sobre el fiordo de Moray. Situado en la costa este de las Tierras Altas del Norte, el gran edificio tiene casi 200 habitaciones y ha sido habitado desde principios del siglo XIV. Fue influenciado por el arquitecto Sir Charles Barry, a quien se le encargó en 1845 transformar el castillo en un hogar, y Sir Robert Lorimer, quien rediseñó el interior después de que fuera destruido por un incendio a principios del siglo XX.

 

GALES

En Gales podéis encontrar unos 600 castillos que desempeñaron un papel clave en la configuración de la historia de Gran Bretaña.  

 

El Castillo de Caerphilly

 

Construido a mediados del siglo XIII, el Castillo de Caerphilly tiene una superficie de 30 hectáreas, lo que lo convierte en el segundo castillo más grande de Gran Bretaña. Las ruinas del castillo, sus murallas y su foso, fueron restaurados a principios de la mitad del siglo XX por el cuarto Marqués de Bute. Como dato curioso, la torre del sudeste está más inclinada que la famosa italiana Torre de Pisa. No os olvidéis de sacaros una foto sujetando la torreta.

 

Castell Coch

 

En el siglo XIII, durante la época victoriana, el marqués de bute financió la restauración del castillo para convertirlo en el edificio que es hoy en día. Su estructura de estilo gótico hace del castillo de Castell Coch un rincón de cuento de hadas ubicado en las colinas del bosque de Fawr. Mientras que su exterior es impresionante, os aseguramos que el diseño interior del arquitecto William Burges convierte a este lugar en una auténtica fantasía. Podéis experimentarlo en primera persona durante los meses de otoño e invierno cuando organizan visitas guiadas para descubrir su interior.  

 

El Castillo de Harlech

 

El Castillo de Harlech, situado en un acantilado en el noroeste de Gales, es una de las cuatro fortalezas construidas durante el reinado de Eduardo I. Este castillo junto con el de Beaumaris, Caernarfon y Conwy, han sido declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Los alrededores del edificio, las dunas que separan el castillo del mar, y los montes de fondo del Parque Nacional de Snowdonia, hacen de este lugar un paisaje de lo más bello y salvaje.

 

El Castillo de Caernarfon

 

Otra de las grandes fortalezas de Eduardo I es el Castillo de Caernarfon. Este castillo, de unos 700 años, destaca por su arquitectura lineal, muy diferente al resto de castillos británicos durante esta época. Según se dice, para su construcción se inspiraron en el castillo de la ciudad romana de Constantinopla, ya que Eduardo I participó en las cruzadas y conoció los castillos del Imperio bizantino. La ubicación del castillo entre, la isla de Anglesey y el resto de Gales fue clave para defenderse de sus invasores. Nos gustaría destacaros la Torre del Águila como una obra maestra de la ingeniería militar por sus tres torretas de diez lados y sus muros de 5,5 metros de grosor.

 

El Castillo de Conwy

 

El Castillo de Conwy, con 700 años de historia, es una de las residencias reales mejor conservadas de la Edad Media de Gran Bretaña. Las escaleras de caracol de las ocho torres del castillo dan acceso a las impresionantes almenas con vista al Parque Nacional de Snowdonia. El Castillo de Conwy es Patrimonio de la Humanidad y está rodeado por murallas para protegerlo de las invasiones extranjeras. Si observáis de cerca las paredes del edificio, todavía podréis ver restos de cal, un signo de que esta fortaleza era originalmente blanca.

 

El Castillo de Beaumaris

 

El Castillo de Beaumaris está situado en medio de la isla de Anglesey, en el noroeste de Gales. A pesar de que a primera vista parece una fortaleza simétrica, nunca fue terminado. Según la UNESCO, este edificio con sus numerosas torres, altas murallas y puertas en forma de D, es uno de los monumentos de la arquitectura europea mejor conservados del siglo XII y principios del XIV.

 

Tienda VisitBritain

Torre de Londres

Torre de Londres
Desde 29,00 €
Torre de Londres

Entradas para el Castillo de Windsor

Entradas para el Castillo de Windsor
Desde 27,50 €
Entradas para el Castillo de Windsor

Entradas para el Castillo de Warwick

Entradas para el Castillo de Warwick
Desde 24,50 €
Entradas para el Castillo de Warwick

Entrada para el Castillo de Leeds

Entrada para el Castillo de Leeds
Desde 22,50 €
Entrada para el Castillo de Leeds

Ir a la tienda

Todos los productos
Ir a la tienda