Los mejores lugares para hacer un pícnic en Gran Bretaña

Prepara una manta, una cesta de mimbre, unos sándwiches y una botella de vino inglés para disfrutar de un buen pícnic en lugares ideales y convertir la experiencia en algo inolvidable.

Sándwiches junto a un castillo

El castillo de Bamburgh, que en su día fuera hogar de los reyes de Northumbria, ha custodiado la costa de Northumberland durante siglos y ha sido testigo de rebeliones reales, sangrientas batallas y grandes leyendas. Hoy en día el castillo es uno de los lugares más espectaculares y emblemáticos de la costa noreste de Inglaterra y sus playas cuentan con buenas vistas de la fortaleza. Este, y cualquier otro castillo, son lugares ideales para hacer un pícnic y disfrutar del paisaje.


Castillo de Bamburgh 

 

Aperitivos en la ciudad

Irse de pícnic al ayuntamiento de Belfast puede parecer una idea un poco rara pero fíate de nosotros. Este impresionante edificio, finalizado en 1906 y situado en el noreste de Irlanda del Norte, cuenta con grandes extensiones de terreno e incluso un patio cubierto. Hay muchas zonas con césped alrededor del edificio, perfectas para montar un pícnic improvisado y disfrutar de la increíble arquitectura del ayuntamiento.

Si estás en Londres, tírate en cualquiera de sus numerosos parques. Si sale un rayo de sol, verás que estudiantes, turistas, trabajadores y familias, aprovechan para irse a la zona verde más cercana a tomarse el almuerzo.


Ayuntamiento de Belfast

 

Un pícnic de postal

El pueblo de Lower Slaughter tiene un nombre algo macabro: en inglés actual significa «Baja Matanza», aunque originariamente su significado era «humedal». A pesar de ello, se trata de un lugar idílico en el condado de Gloucestershire, en los Cotswolds de Inglaterra. Un riachuelo, el Little Eye Stream, discurre por el centro de este pueblo de postal, con casas tradicionales de piedra caliza a cada orilla. Es el lugar perfecto para subir una foto de tu pícnic a Instagram.


 Cotswolds

 

Un almuerzo digno de la nobleza

Aunque la mansión de Wallington Estate en Northumberland es un lugar con mucha clase (no te pierdas el patio italiano y la «colección de curiosidades» de Lady Wilson), los jardines que la rodean son perfectos para tumbarse al sol. Lo más difícil es decidir dónde poner la manta. Puedes elegir entre grandes zonas verdes, patios ajardinados o lugares más apartados cerca de lagos y estanques. Y además puedes aprovechar para pasarte por la tienda de la mansión, Farm Shop, y probar sus tartas caseras de postre.


Wallington Hall © National Trust / Matthew Antrobus

 

¿Te apetece algo de picar con Nessie?

El lago Ness, en las Highlands de Escocia, está rodeado por siglos de leyendas y multitud de lugares para hacer pícnics. Esta región tiene mucho que ofrecer: senderos para explorar, viajes en barco por el lago y lugares idílicos para descansar y disfrutar de un buen almuerzo. Hasta puedes intentar ver a Nessie mientras disfrutas de un típico sausage roll, un hojaldre relleno de salchicha.


Lago Ness

 

En realidad, vayas donde vayas en Gran Bretaña, podrás tirarte a descansar y comer algo tras tu mañana de turismo, la cultura de manta y "picapica" está a la orden del día.