El efecto Downton Abbey

lunes 07 Marzo 2011

Downton Abbey retrata la vida de la aristocrática familia Crawley y sus sirvientes durante la época eduardiana, un periodo de bonanza que se haría añicos con la Primera Guerra Mundial. Es el producto televisivo de época con más éxito desde Retorno a Brideshead y todo un fenómeno cultural en Gran Bretaña. Inspira colecciones de moda, ha hecho que Marks and Spencer empiece a vender sombreros de copa y hasta ha llegado a desatar la demanda de camisones de manga larga. Pero sobre todo, el efecto Downton Abbey ha disparado el interés por las propiedades históricas que emprenden una segunda vida como localizaciones cinematográficas. Mansiones señoriales, castillos, palacios y casas solariegas que baten récords de visitantes.

Existen verdaderos tesoros repartidos por toda la geografía británica. Estos son algunos de los más fotogénicos:

Downton Abbey se rueda en el castillo de Highclere, Berkshire. Diseñado por Sir Charles Barry, el arquitecto de las casas del Parlamento británico en Londres, está abierto al público varias veces a lo largo del año.

Castle Howard, en Yorkshire, ha sido testigo de la decadencia de la estirpe Marchmain. Esta refinada construcción del siglo XVIII se muestra en todo su esplendor en las adaptaciones -para la pequeña y gran pantalla- de Retorno a Brideshead.

Hardwick Hall, en Derbyshire hizo las veces de la siniestra Malfoy Manor, centro de operaciones de Lord Voldemort para la película Harry Potter y las reliquias de la muerte.

Las escenas del misterioso internado Nunca me abandones- basada en la novela de Kazuo Ishiguro- fueron rodadas a orillas del Támesis, concretamente en Ham House, Richmond.

Chatsworth House, en Bakewell, Derbyshire, ha sido escenario de una de las historias de amor más famosas de la literatura en habla inglesa. La residencia de los duques de Devonshire se convirtió en Pemberley, la mansión de Mr Darcy, para la adaptación cinematográfica de Orgullo y Prejuicio.

Situada en su propia península, Antony House, en Cornualles, fue la única localización real en la Alicia en el País de las maravillas de Tim Burton.

Jack Black campó a sus anchas por Osterley, en Middlesex, durante la recientemente estrenada Los Viajes de Gulliver. Esta finca, con granja y parques incluidos, es una de las últimas mansiones campestres que sobreviven en el área metropolitana de Londres

El encanto de Stokesay Court era un secreto a voces en la campiña de Shropshire hasta que saltó a la fama gracias a su aparición en Expiación.

Diseñado para impresionar, Kedleston Hall, en Derbyshire, es uno de los atractivos de La Duquesa, protagonizado por Keira Knightley. El filme cuenta la vida de la escandalosa duquesa Georgiana Cavendish, antepasada de Lady Di.

Para más información www.visitbritain.es

For more information contact:

VisitBritain Media Team

pressandpr@visitbritain.com

Assets to download

Download images in this article

Visit website

Download DOC version of this article

Highclere Castle, Hampshire, Inglaterra
Chatsworth House, Bakewell, Derbyshire, Inglaterra ©VisitBritain
Castle Howard, North Yorkshire, Inglaterra ©VisitBritain