Image ©iStock.com/TimothyBall

Palacio de Hampton Court

Uno de los mejores palacios de Enrique VIII, Hampton Court fue durante muchos años la residencia de su favorito, el cardenal Wolsey, uno de los protagonistas de la historia Tudor. Entra en una vida de lujo renacentista, desde la opulenta capilla con su impresionante bóveda de abanico hasta los exuberantes terrenos, sin olvidarse del laberinto (perfecto para perderse un rato).