Consejos de viaje

Llegar en avión

El Reino Unido cuenta con unos 130 aeropuertos con licencia, aunque solamente unos cuantos de ellos acogen tráfico de larga distancia. El más grande de todos, el aeropuerto de Heathrow, en Londres, es el aeropuerto internacional con mayor actividad del mundo y uno de los principales puntos de conmutación del tráfico aéreo internacional. En Heathrow operan la mayoría de aerolíneas importantes del mundo, con vuelos directos desde prácticamente todas las grandes ciudades. Otros aeropuertos internacionales incluyen Gatwick y Stansted en Londres, Mánchester, Glasgow, Newcastle, Birmingham y Edimburgo. Los aeropuertos más pequeños como London City, Bristol, Norwich y Cardiff tienen vuelos diarios a Europa. Todos los aeropuertos aplican medidas antiterroristas estrictas.

 

Aeropuertos británicos

La mayor parte de los aeropuertos británicos más grandes y más conocidos tienen excelentes instalaciones, con servicios bancarios, comercios, cafeterías, hoteles y restaurantes abiertos las 24 horas del día. Las medidas de seguridad son estrictas en todos los aeropuertos británicos, de modo que puede requerir bastante tiempo pasar por los controles de pasaporte y aduana. Es importante que no pierdas de vista tu equipaje en ningún momento.

Para las personas que lleguen a Londres, los aeropuertos de Heathrow, Gatwick, Stansted, London City y Luton resultan igualmente cómodos. Heathrow tiene cinco terminales y el resto de aeropuertos normalmente tienen más de una. Antes del vuelo, comprueba desde qué terminal sale tu avión. Los cinco aeropuertos de Londres están lejos entre ellos y los autobuses pueden tardar de una a tres horas en el desplazamiento de uno a otro. Tenlo en cuenta en caso de que debas desplazarte entre aeropuertos.

Si planeas visitar otras partes de Inglaterra o Gales, hay aeropuertos en centros regionales como Birmingham, Bristol, Cardiff, Leeds-Bradford, Newcastle y Mánchester, mientras que para ir a Escocia puedes volar a Glasgow, Edimburgo o Aberdeen.

Hay muchos vuelos desde España a toda Gran Bretaña, sobre todo en verano, por lo que es fácil llegar directamente a los destinos regionales sin escalas en los aeropuertos principales. British Airways, Iberia y Air Europa vuelan entre núcleos importantes, como desde Madrid, Barcelona, Bilbao y Valencia a Londres (Heathrow o Gatwick), Birmingham o Mánchester; por otro lado, las aerolíneas de bajo coste Vueling, EasyJet, Ryanair, Flybe, Jet2 y Monarch ofrecen vuelos desde los aeropuertos principales, y también desde los regionales, de cualquier parte de España hasta London Stansted, Edimburgo y otros a lo largo y ancho de Gran Bretaña.

 

Transporte desde el aeropuerto

Los aeropuertos británicos internacionales quedan lejos de los centros urbanos, pero los medios de transporte que los comunican son muy prácticos. El medio más cómodo para desplazarse de puerta a puerta es el taxi, aunque también es el más caro. Además, los taxis pueden requerir más tiempo del debido en caso de retenciones de tráfico. Este problema también afecta a los autobuses, aunque son mucho más baratos.

Los aeropuertos de Heathrow y Newcastle están conectados con los centros urbanos por metro, un medio eficiente, rápido y barato. Los pasajeros que lleguen a Heathrow también pueden tomar el Heathrow Express, un tren rápido que les llevará a Paddington Station (www.heathrowexpress.com o +44 [0]845 600 1515). Hay servicio de trenes cada 15 minutos desde las 5.00 hasta medianoche, de 15 minutos de duración desde las terminales 1, 2 y 3, y de 21 minutos desde la terminal 5. Desde la terminal 4 hay que hacer un transbordo y en total tarda 23 minutos. Los pasajeros que lleguen a Gatwick pueden tomar el Gatwick Express a London Victoria (www.gatwick express.com o +44 [0]845 850 15 30). Hay trenes cada 15 minutos y el viaje dura 30 minutos. Stansted y Mánchester también disponen de trenes rápidos regulares que tienen un precio aceptable y son un método fiable para desplazarse al centro de la ciudad.

Los autobuses National Express ofrecen conexión directa desde los aeropuertos principales (Heathrow, Gatwick y Stansted en Londres, Luton, Birmingham, Liverpool, Mánchester, Coventry, East Midlands y Bristol) a muchos destinos nacionales. También tienen un servicio regular entre Gatwick y Heathrow.

 

Viajar por Gran Bretaña en avión

Los vuelos internos por Gran Bretaña solo son recomendables para distancias largas, casos en los que permiten ahorrar bastante tiempo; por ejemplo, de Londres a Escocia o a una de las diferentes islas de alta mar. Los precios pueden ser altos pero, si compras los billetes con antelación, pueden encontrarse tres veces más baratos que si los compras en el aeropuerto. Los vuelos de puente aéreo de British Airways que conectan Londres con ciudades como Glasgow, Edimburgo y Mánchester tienen muchos pasajeros que los usan para viajes de negocios. En las horas punta hay vuelos cada hora, mientras que en otros momentos del día normalmente hay un vuelo cada dos horas. Incluso en los vuelos domésticos las medidas de seguridad son estrictas.