Transporte

Viajar en autocar

Con frecuencia, viajar por Gran Bretaña en autocar es más económico, además de ofrecer una alternativa al tren, cuando quieres ajustarte a un presupuesto; solo hay que tener en cuenta que el tiempo de viaje probablemente sea más largo. Si sabes qué ruta quieres hacer, organízate con tiempo y reserva el billete antes de llegar al Reino Unido para asegurarte de tener plaza. Si necesitas ideas sobre lugares que puedes visitar en autocar o autobús, descubre nuestros Destinos por toda Gran Bretaña. 

 

Redes británicas de autocares 

El mayor operador de autocares de Gran Bretaña es National Express, que cuenta con una red nacional de más de 1200 destinos. La empresa ofrece una serie de descuentos, como los £5 Funfares (más 50p de gastos de reserva) a más de 50 destinos, que están disponibles a través de su página web.

¿Sabías que con los autocares de National Express puedes llegar incluso hasta Escocia? Si viajas desde la estación de Victoria Coach Station en Londres, llegar hasta Glasgow te llevará 8 horas y 15 minutos, hasta Edimburgo son 9 horas y hasta Inverness 12 horas y 35 minutos.

Megabus ofrece billetes a destinos de todo el Reino Unido desde tan solo £1 (más 50p de gastos de reserva). Asegúrate de reservar pronto para conseguir las mejores ofertas. Si viajas a Glasgow desde Londres con Megabus tienes también la opción de reservar un autocar nocturno con cama.

El Oxford Tube y el Oxford X90 tienen servicios frecuentes de autocares adaptados para sillas de ruedas entre Oxford y Londres, mientras que Scottish Citylink es un importante operador con servicios regulares entre Londres, el norte de Inglaterra y Escocia. Algunos servicios salen de los aeropuertos de Heathrow, Gatwick y Stansted. 

Se ofrecen descuentos a estudiantes y a menores de 25 años de edad. Por otro lado, las personas mayores de 50 años pueden optar a una tarjeta de descuento en autocar que les ofrece un ahorro de hasta el 30 % de muchas tarifas.

 

Haz una visita turística en autocar 

Una forma divertida de disfrutar de Gran Bretaña es apuntarse a una visita turística en autocar, que generalmente te llevará a diferentes destinos. Una visita en autocar puede durar entre un par de horas y dos semanas, o incluso más, y te permitirá visitar tanto el campo como la costa, parando en lugares interesantes. Algunas de estas visitas son muy estructuradas y cuentan con una organización minuciosa en cada una de las paradas de la ruta, mientras que otras te permiten hacer turismo o compras a tu aire. Cualquier ciudad grande del Reino Unido tendrá una selección de empresas de autocar, pero no te olvides de buscar en internet las mejores sugerencias turísticas. También puede ser buena idea reservar los viajes en autocar antes de llegar a Gran Bretaña. 

Los centros turísticos de la costa son los lugares perfectos para excursiones de un día, especialmente durante la temporada de verano. En algunas de las zonas rurales más populares, como el Lake District, operan pequeños autocares especiales que facilitan los desplazamientos. Puedes reservarlos por adelantado o presentarte antes de la hora de salida, aunque ten en cuenta que las plazas en este tipo de visitas se llenan muy rápidamente. El punto de información turística local o las agencias de viajes pueden facilitarte toda la información que necesites conocer. 

 

Viajar en autobús

Tomar el autobús es una forma popular de viajar por el Reino Unido. Como regla general, cuanto más te alejes de una ciudad, menos autobuses habrá y más caro te saldrá el billete. Por otra parte, los autobuses locales pueden ser una forma muy sociable de viajar por la encantadora campiña británica.

Comprueba siempre las rutas, los horarios y las tarifas en la estación de autobuses o la oficina de turismo local antes de subir al autobús. Si viajas en autobús por Londres asegúrate de adquirir una Oyster Card