Qué hacer en Cambridge con niños

¡Bienvenidos a Cambridge!

Ciudad universitaria por excelencia y a la vez turística. Un sueño para muchos estudiantes deseosos de formarse en  la que presume por ser la tercera mejor universidad del mundo. Y una de las más antiguas, fundada en el siglo XIII. Buen destino para una escapada en familia recomendado si quieres que los niños empapen de sabiduría. He aquí ocho visitas que puedes hacer. 

 

El reloj que devora el tiempo

Es el corpus clock y lo encontrarás frente al King’s College, buen lugar para empezar el recorrido por Cambridge. Sorprende el extraño insecto que corona el disco de acero donde se marcan las horas. Un saltamontes gigante que se mueve sin parar desde 2008, cuando se inauguró el reloj y se come el tiempo. Es una metáfora que representa la fugacidad de la vida. Fiolosofía a parte, lo difícil es saber la hora que marca el reloj. ¡Intenta averiguarla!

 

Entra en un College

Kings college
Interiores del King's College

 

Es la visita obligada en Cambridge. Casi todos los Colleges, colegios universitarios, están abiertos al público, eso sí, cada uno tiene sus propias condiciones: horarios, tarifas… Para informarse lo mejor es visitar la web de la Universidad.

Antes de organizar la visita, no olvides que los Colleges no son museos ni lugares de interés turístico. Son residencias y aulas donde se forman  estudiantes bajo unas normas académicas estrictas. En muchos casos,  tarifas de acceso son disuasorias, y su fin es evitar entradas masivas que alteren rutina del colegio. En épocas de exámenes lo normal es que cierren sus puertas a los turistas. Entre los pocos que permanecen abiertos todo año con entrada libre, destacar el Pembroke College, muy recomendable. 

 

Paseo en punt por los backs

punts cambridge
Back del King’s College

Es quizá la actividad más divertida y a la vez la única forma de ver los famosos backs de Cambridge, o sea, la parte de atrás de los Colleges. Los punts son una especie de góndolas que surcan el río Cam navegando bajo puentes monumentales. El recorrido, de ida y vuelta, dura tres cuartos de hora y hay varias salidas. La travesía es lenta y tranquila. Mientras el “punter” rema (habitualmente estudiantes con ganas de ganar un dinero extra) explica historias sobre Cambridge.  Aprovecha tu viaje en punt para fotografiar el famoso puente de los suspiros, (Bridge of Sighs) que conecta los dos edificios del St. John´s College. Hermosa es también la estampa del back del King’s College, con su césped verde intenso y su hermosa capilla gótica.

Bridge of Sighs y St John's College
Puente de los suspiros y el college de St John's

 

El enigma del puente matemático

Puente matemático
¡Cuéntales el enigma del puente matemático!

El punt pasará seguro ante el llamado “puente matemático”. Cuenta la leyenda que lo construyó Sir Isaac Newton sin usar ¡tornillos, ni puntas! Y que a los buenos estudiantes se les pedía que reconstruyesen el puente previamente desmontado. Pero no es correcto. Esta es una leyenda urbana, una de las muchas que circulan sobre Cambridge. Newton no pudo ser el creador del puente (fue alumno del Trinity College) falleció en 1727. Y el puente se construyó en 1749, o sea, veintidós años después. Además, si te fijas bien ¡se ve que tiene clavos para sujetar la estructura!. Fail.

 

El manzano del Trinity

Seguimos hablando de Newton pues en el jardín Trinity College hay un manzano que, dicen, fue de donde cayó la famosa manzana que inspiró al físico la teoría de la gravedad. Esta es una de las muchas anécdotas del Trinity, quizá el colegio más famoso de Cambridge, el más grande y el que más premios nobel ha formado, 32 para ser exactos. Desde su fundación por deseo del rey Enrique VIII en 1546, presume por ser el colegio universitario al que aspiran para miles de jóvenes que buscan una carrera de prestigio.

Otra curiosidad es la la escultura de Enrique VIII de la puerta principal. Verás en una mano sujeta un simple trozo de madera. Es la pata de una silla, colocada por estudiantes traviesos hace ya años. Los responsables del Trinity decidieron dejarla hartos de tener que reponer constantemente el báculo original.

 

Los misterios del Eagle

¿Quieres escuchar una historia de miedo? Pues vete al Eagle, el pub más antiguo de Cambridge. Abierto desde 1667 y famoso pues fue aquí donde los descubridores del ADN anunciaron su gran paso para la humanidad.

Aparte de la placa conmemorativa de tal día, el Eagle esconde otra historia menos agradable. ¡Fíjate en la ventana de la parte superior derecha ¿Está abierta?. Seguro que sí. Cuentan un siglo atrás, un incendio calcinó la parte de arriba del pub y una niña murió asfixiada en esa habitación. Desde entonces, la ventana está abierta. Y en las contadas ocasiones en las que se ha cerrado, han ocurrido desastres. Incluso en el contrato de alquiler del pub hay una cláusula escrita que advierte a los arrendatarios de ese detalle.

 

Merienda un Chelsea bun

Fitzbillies
Fitzbillies

Cambridge es una ciudad intensa y por tanto agotadora. Lega el momento de reponer fuerzas degustando un chelsea bun. Dulce típico y que elaboran desde ¡1921! en la pastelería Fitzbillies. Si no te seduce no te preocupes, en este templo para golosos encontrarás también tartas, pastelitos y demás delicias. Otra opción para comprar algo de comer es dar un paseo por el mercado. Abre seis días a la semana y en sus puestos encontrarás comida fresca y casera en gran parte procedente de las granjas cercanas, ropa, artesanía y como, recuerdos de tu paso por Cambridge…

 

Museos

Si coincide un día de lluvia, algo con lo que siempre hay que contar en Inglaterra, aprovecha para visitar el museo Fizwilliam. Acoge una selecta colección de pinturas, esculturas, porcelanas representativas de todas las culturas y contiennentes: Egipto, Grecia, Roma, Oriente Medio… Si te gustan las historias de aventuras, acude al Museo Scott Poar Research  donde podrás profundizar en las expediciones, descubrimientos y las historias personales de los grandes exploradores.

 

 

Nani Arenas

Periodista especializada en viajes y comunicación turística.  Actualmente trabaja con destinos y marcas turísticas varias como consultora, diseñando estrategias de promoción e innovación, con especial dedicación al mundo digital y el social media.

Fue directora gerente del Consorcio de Turismo de A Coruña. Asesora en la coordinación de proyectos internacionales y en la creación de marcas y productos turísticos de laDiputación de A Coruña Firma habitual en medios de comunicación especializados en turismo. Entre 2006 y 2011, creo y coordinó los suplementos turísticos de La Voz de Galicia. Asimismo, trabajó como guionista de documentales en Canal Viajar. En 2008 creó laviajeraempedernida.com, actualmente considerado uno de los blogs de viajes más influyentes de habla hispana.  

Licenciada en CC Políticas y Sociología por la UCM  y Master en periodismo en la UAM- El País. Colabora con universidades y escuelas de negocios y organismos varios impartiendo talleres y seminarios de Turismo, marketing y comunicación 2.0.