Receta de Hot Cross buns, los bollitos tradicionales de Semana Santa

 

homemade hot cross burn

© VisitBritain/Lisa Grellmann

 

Tradicionalmente los Hot Cross Buns se comían solo en Seman Santa, pero están tan buenos que ahora también los encontrarás en cualquier supermercado o pastelería fuera de temporada.

Son dulces de una textura muy esponjosa con un aroma y sabor deliciosos resultado de la mezcla de especias y pasas. Si no estáis ya cansados de dulces con las deliciosas torrijas españolas os prometemos que serán el perfecto desayuno para el Viernes Santo.Además, ¡son muy sencillos de elaborar y os encantarán!

 

Ingredientes:

300 ml de leche
50g de mantequilla
500g de harina, más 75g de harina para las cruces
75 g de azúcar
1 sobre de levadura seca
1 huevo
1 cucharadita de sal
½ cucharadita de canela
3 cucharadas de mermelada de albaricoque

 

homemade hot cross burns

© VisitBritain/Lisa Grellmann

 

Preparación:

- Pon la leche a hervir, retírala del fuego y añade la mantequilla. Déjalo enfriar a temperatura ambiente.

- Mezcla los ingredientes secos (harina, sal, azúcar, levadura) en un bol, y luego vierte la mezcla de la leche y la mantequilla. Bate el huevo y añádelo, mezclándolo bien con una cuchara de madera hasta formar una masa.

- Amasa la mezcla con las manos limpias y déjala reposar en un lugar cálido cubierto con un paño de cocina limpio durante una hora.

- Añade las pasas y amasa la mezcla de nuevo. Deja que la masa vaya cogiendo forma dejándola reposar durante otra hora.

- Divide la masa en 16 porciones iguales sobre una superficie enharinada y usa tus manos para formar pequeñas bolas.

- Forra una bandeja con papel de horno y coloca las bolas encima, dejando espacio para que la masa se levante. Cúbrelas y déjalas que cojan forma durante otra hora.

- Para hacer las cruces, mezcla gradualmente la harina restante con agua hasta obtener una masa firme. Utiliza una manga pastelera y una boquilla fina para marcar las cruces en las bolas.

- Calienta el horno a 220 °C y hornéalo durante 20 min.

 

¡Qué aproveche!