Ruta de shopping: de compras por Gran Bretaña

¿Cómo huir de la uniformización del shopping en todas las ciudades del mundo? No es fácil. Las grandes cadenas ya están por todas partes pero, sin embargo, el Reino Unido y sobre todo, Londres, siguen guardando secretos que un amante del shopping como tú debe conocer. Así que toma nota de nuestras pistas para que tu viaje de compras al Reino Unido, prepara tus tarjetas de crédito y... ¡a llenar la maleta!

Los básicos de Londres que nunca fallan

Knightsbridge, Chelsea y Regent Street son zonas clásicas para ir de compras en Londres y sentir en primera persona una de las más exclusivas experiencias de shopping de lujo del mundo. Y aunque firmas como Dior o Prada, de Sloane Street a New Bond Street, continúan en su sitio, junto a ellas se encuentran firmas de pura cepa británica que bien merecen el paseo como Smythson (en el 40 de New Bond Street, y con sucursales por todo el Reino Unido), toda una institución desde su apertura en 1887 y que es el lugar perfecto donde redimirnos del deseo de poseer piezas exclusivas y artesanales: bolsos, objetos de escritorio y agendas de piel son sus especialidades. ¿Otra firma 100% british de complementos que merece una visita? Sin duda la muy cercana Mulberry (está en 50 New Bond Street), con sus bolsos de lujo para connoisseurs, quintaesencia de ese lujo tan discreto como británico.

Las nuevas mecas del shopping de Londres

Sin embargo, el nuevo paraíso del shopping de Londres se encuentra ahora mismo en Mount Street, en Mayfair. La nueva calle de moda -nunca mejor dicho- en Londres se hace imprescindible en cualquier viaje de compras en el Reino Unido. Aquí el regreso del restaurante Scott’s, una institución gourmet donde es fácil que te encuentres a celebrities internacionales, junto a la llegada de Marc Jacobs, Christian Louboutin, Jenny Packham, Linda Farrow y sus gafas de lujo o Balenciaga, la han convertido en el nuevo destino fashion de la ciudad. Sin salir de Mayfair, otra zona de compras de moda es Marylebone, el sitio perfecto para ti si ya has pateado todas las tiendas de Oxford Street o Covent Garden. Desde que en 2014 el chef Nuno Mendes llegó y se puso al frente del restaurante Chiltern Firehouse -convirtiéndolo desde entonces en uno de los más exclusivos restaurantes de Londres-, Marylebone no ha hecho más que crecer en interés y a su calorcito han crecido tiendas fashion y con ese ‘noséqué’ que las hace únicas. Como por ejemplo, Content (14 Bulstrode St), una pequeña tienda de cosmética que hará las delicias de cualquiera;  Daunt Books (83-84 Marylebone High St), una de las mejores librerías de la ciudad, y desde luego Cabbages & Frocks, un mercado situado en el patio interior de la iglesia St Marylebone, donde -según el día- puedes encontrar desde ropa vintage a comida ecológica según el día (abre todos los jueves y sábados). Por su parte, los comercios de Dalston, en el East End, son el mejor ejemplo, una mezcla perfecta de lo clásico y lo trendy, de moda vintage, muebles, etc. ¿La tienda que no te debes perder entre la multitud de escaparates con personalidad? Pelicans & Parrots (40 Stoke Newington Rd), donde nada resulta evidente, y mucho de los objetos expuestos desafían cualquier categorización; después de todo, Vogue Italia lo definió ‘el lugar más cool de Londres’. Y lo sigue siendo, con permiso de Peckham, el ‘nuevo barrio de moda’ al que se fueron huyendo de la gentrificación los artistas e intelectuales de Dalston....

Londres, capital mundial de los mercadillos

Pero más allá de firmas y marcas 100% british e internacionales, Londres tiene un sinfín de mercadillos y mercados callejeros, con una tradición de décadas, donde la ciudad mantiene su efervescencia creativa, y se regenera cada fin de semana. Pero hay tantos, que no siempre es fácil cuáles son los ‘cool’, esos a los que debes ir. Está, desde luego, el de Portobello Road, en Notting Hill, inmortalizado en multitud de películas y series de televisión y, desde luego, Camden. Es cierto, no es ningún descubrimiento, pero su fuerza continúa intacta, y ha sabido sobrevivir a su éxito. Aquí resisten clásicos de lo retro y lo vintage como Annie’s o The Fat Cat, en el Camden Passage, con puestos callejeros donde encontrar lo más excéntrico y curioso del mundo. Mientras, el East End sigue presumiendo de uno de sus ya clásicos mercadillos, Brick Lane, en Shoreditch, donde comer platos de cualquier parte del mundo, comprar ropa o discos y pasar un día perfecto. El lugar dónde ‘cazar’ un vestido vintage, una camiseta hype o una pieza de joyería única, en cualquiera de sus puestos callejeros o en tiendas como Mendoza, (158, Brick Lane) especializada en moda masculina, o Shop 172 (172 Brick Lane), donde encontrar colecciones de jóvenes diseñadores recién licenciados en la Central St. Martin o la London School of Fashion.

¿Otro lugar donde dejarte la paga extra? ¡Glasgow!

Considerada la segunda mejor ciudad para ir de compras en el Reino Unido, y con más de 1.500 tiendas de todos los tipos, Glasgow te espera con sus mejores galas en Sauchiehall Street, Buchanan Street y Argyll Street, las tres calles de compras por excelencia de la ciudad, que forman la Style Mile, donde encontrar desde grandes almacenes a pequeñas tiendas de artesanía, ropa vintage y joyería, y de las que es difícil salir con las manos vacías. Lo mismo que te sucederá en el mejor mercadillo de la ciudad, The Barras, en el East End.

De compras en el norte: Manchester

Manchester es un destino que no puede faltar en tu viaje de compras en el Reino Unido. El centro de la ciudad cuenta con una excelente mix de tiendas independientes y grandes centros comerciales, como Harvey Nichols, Selfridges o House of Fraser, situado en un maravilloso edificio déco. Pero la capital del Norte de Inglaterra esconde lugares únicos como, por ejemplo, Afflecks, en el Northern Quarter, un emporio de eclecticismo y de tiendas indie, que merece una visita. Y los domingos, un paseo por los mercadillos de Castlefield, con sus vías de tren y canales, será un auténtico desafío a tu capacidad de sorpresa.