Un día en la Isla de Skye

La Isla de Skye es una de esas maravillas creadas por la naturaleza con un paisaje impresionante que es mejor recorrer sin prisas.

Su nombre, Skye, procede de los vikingos y significa la Isla de las nubes. También es una isla donde se pueden ver muchos lagos, arroyos y cascadas, el agua parece brotar de entre las piedras.

 

¿Qué ver en Skye en un día?

 

En la Isla de Skye se pueden hacer actividades para todos los gustos, desde senderismo, escalada o actividades acuáticas, hasta visitar castillos o catar sus famosos whiskies “Single Malt”.

 

Imprescindibles de la Isla de Skye

 

Puente de Sligachan

Para los amantes del avistamiento de aves este es el lugar ideal para ver las “Golden Eagles”, además del fantástico paisaje, rodeado de los montes Cuillin, las montañas más conocidas de la Isla de Skye.

Se pueden hacer rutas de senderismo de diferente dificultad o simplemente se puede dar un paseo, contemplar el paisaje y hacer fotografías. Como recomendación: no hay que olvidarse de las botas de montaña.

 

Visitar el Castillo Dunvegan

Visitar este castillo es visitar la residencia desde hace 800 años del jefe del Clan Macleod. Se pueden ver desde retratos familiares hasta enormes espadas, entre otras cosas.

Como se sabe, Escocia, es una tierra llena de mitos y leyendas, y este castillo tiene la suya propia. Aquí se encuentra la “Fairy Flag” o la bandera de las hadas, un trozo de tela que se tejió entre los siglos IV y VII.

Una de las leyendas dice que el Jefe del Clan Macleod y un hada se enamoraron. A ella sólo le permitieron vivir con él durante un año y un día. Cuando llegó el momento de partir, el hada, le dejó una bandera que le serviría como protección al Clan. Esta la podrían utilizar tres veces, se dice que ya la han utilizado dos… Para conocer la leyenda completa, visita el castillo.

 

Paseo en barco para ver focas

A pocos metros del castillo de Dunvegan, hay un embarcadero desde el cual se pueden realizar excursiones en una pequeña barca para ver la colonia de focas que se encuentra en las inmediaciones.

 

Faro Neist Point

 

A post shared by Sissy Fischer (@sissy.fischer) on

Dando un largo paseo se puede llegar hasta este remoto faro en un paraje natural singular. Se puede ver una lengua de tierra verde adentrándose en el mar, con el faro en su punto más alejado. Este lugar es ideal para ver ballenas y delfines.

 

 

Recorrer el sendero Quiraing

 

A post shared by Alexander Sassaroli (@ajs93) on

Es uno de los senderos más espectaculares de la Isla de Skye, donde se puede ver toda su belleza, con los típicos paisajes que uno se imagina de Escocia, suaves montañas revestidas del verde característico de la isla.

Se puede recorrer a pie, en bicicleta o en coche, por una carretera de un solo carril.

 

Old Man of Storr

El Old Man of Storr es un peñasco de unos 50 metros de altura, una piedra enorme de forma alargada que se puede ver desde la carretera. Se puede llegar a su base caminando aproximadamente en 15 o 20 minutos.

 

Catar Whisky en la destilería Talisker

 

A post shared by Lauren Caithness (@lozcaith) on

Esta es la única destilería de la Isla y cada año la visitan cientos de personas. Es famosa por sus whiskies con un marcado carácter ahumado y un toque dulce. Ideal para los amantes de los whiskies y para los días de mal tiempo.

Tienen diferentes tipos de tours, que van desde los 45 minutos hasta las 2 horas y donde se visitará la destilería y se aprenderá como se hace el whisky Talisker, incluyendo la cata de diferentes whiskies de la casa.

 

Visitar “The Fairy Pools” las piscinas de las hadas

En la zona oeste de Skye, cerca del pueblo Carbost, se encuentran unas pequeñas piscinas naturales de aguas frías y cristalinas. Los más valientes se podrán bañar en ellas y los que no se atrevan podrán sacar bonitas fotografías.

Se puede llegar a ellas dando un paseo de 2,5 kilómetros.

 

Recorrer su capital, Portree

Portree es la capital de la Isla de Skye y la localidad más grande de toda la isla. Tiene un bonito puerto bordeado de casas de colores. Es muy interesante ir en agosto y disfrutar de los Juegos de las Highlands.

 

¿Cómo moverse por la isla?

La mejor manera para recorrer la Isla de Skye es en un medio de transporte propio, ya sea coche de alquiler, autocaravana, motocicleta, etc.

Así se puede conocer mejor cada rincón, dejarse llevar por su belleza y perderse por sus caminos.

 

Hay que ir preparado para su clima inestable, por algo se llama la “Isla de las Nubes”. Es recomendable llevar botas de montaña y abrigo.

 

¿Cómo llegar?

En coche: cruzando el puente de Skye desde Kyle of Lochalsh. Desde Inverness son 125 kilómetros y desde Edimburgo son 320 km.

En ferry desde Mallaig hasta Armadale en la Isla de Skye.

 

 

Donde dormir

Hay alojamientos para todos los bolsillos, desde hacer acampada libre, hasta hostels, B&B, hoteles. Para estas últimas opciones es recomendable hacer las reservas con antelación.

 

Veronica Cussi

Veronica es una apasionada de los viajes y la fotografía, cuando no está viajando está escribiendo sobre lo que ha visto, sentido y conocido. Le gusta visitar nuevos lugares, culturas y contarlo en su blog de viajes Touristear.com.