Viajar en el tiempo en Gran Bretaña

Tuesday 04 September 2018

Del Muro de Adriano a los yacimientos prehistóricos de Gales, pasando por los escenarios del rey Arturo o los muelles de Belfast donde se construyó el Titanic: te vamos a descubrir dónde están algunas de las puertas que, al cruzarlas, te harán viajar en el tiempo y enamorarte para siempre algunos de los escenarios más rebosantes de historia de toda Gran Bretaña. 

El Neolítico, en la isla de Anglesey

La isla de Anglesey, al norte de Gales, es territorio místico, mítico y mágico por excelencia. Creerás que un druida saldrá a tu encuentro a cada paso que des por ella, y cuando sus habitantes te hablen en su idioma ancestral, creerás que estás escuchando encantamientos y conjuros… ¡Gales está repleta de magia! Pero es que esta esquina de nuestro mapa repleta de naturaleza arrebatadora lo está también de leyendas y de historia, y una ruta por la costa sudoeste de la isla de Anglesey te lo demostrará. Las vistas son espectaculares: las aguas color de acero del mar de Irlanda, el verde intenso de las colinas y, en la lejanía, las cumbres de Snowdonia

Isla de Anglesey

Y la colección de yacimientos prehistóricos te transportará al Neolítico, que es cuando están datados. En Rhosneigr está el túmulo funerario de Barclodiad y Gawres y en Llangaffo, la cámara funeraria de Bodowyr, con tres piedras inmensas cubierta por una más grande aún. ¡Impresiona! Y no te puedes perder el círculo de Bryn Cader Faner, en Talsarnau, que conserva quince menhires de dos metros de alto. La carretera más cercana está a varios kilómetros campo a través, ¡así que no olvides unas buenas zapatillas! 

Barclodiad y Gawres

 

Viajar al tiempo de los romanos en el Muro de Adriano

“¡Están locos, estos romanos!”, como decía Asterix y como debieron pensar nuestros antepasados cuando los soldados de Roma llegaron a estas tierras tan al norte hace más de dos mil años. Y esa es, más o menos, la edad que tiene el Muro de Adriano, la muralla impenetrable que el emperador Adriano ordenó construir a comienzos del siglo II para que los pictos, lpobladores de la Escocia actual, no atacaran sus dominios (sí, lo has adivinado: cualquier parecido con la trama de la serie de televisión Juego de Tronos es… ¡acertado!) La muralla, reconocida como Lugar Patrimonio de la Humanidad, se extiende a lo largo de más de 130 kilómetros, desde el golfo de Solway, en el oeste, hasta el estuario del Tyne en el este, pasando por las poblaciones Pons Aelius (la actual Newcastle) y Maglona (Carlisle). 

La muralla estaba protegida por 16 fuertes, de lo cuales el mejor conservado es el de Birdoswald, donde hoy puedes explorar los restos del fuerte, una torreta y una construcción fortificada que servía como paso y recolección de impuestos, además de visitar las exposiciones del centro de visitantes o averiguar con tus propias manos cómo se construían estos fuertes (si quieres, ¡aprenderás a fabricar ladrillos al estilo romano!) Además, las vistas sobre el valle del río Irthing son de las que no se olvidan, pues apenas han cambiado en todos estos siglos. ¡Te sentirás como un auténtico centurión romano!

Fuerte Romano de Birdoswald

 

En busca del Rey Arturo

Ficción o realidad, no podrás negar que la historia del Rey Arturo lo tiene todo: emoción, amor, magia, drama… ¡Normal que haya pervivido durante siglos como una de las leyendas más populares de la cultura mundial! El rastro del rey Arturo está repartido por todo Gran Bretaña, pero hay varios lugares muy especiales que no te puedes perder. En el Bosque de Dean, en Gloucestershire, uno de los más antiguos de Inglaterra, puedes hacer kayak por las aguas rápidas de Symonds Yat, explorar el frondoso bosque y visitar la Cueva del Rey Arturo

Symonds Yat

Su espada, Excalibur, fue forjada en la isla de Bardsey, en Gales, a tres kilómetros de la península de Llŷn, y arrojada tras la derrota del rey a manos de Mordred de a las aguas de la laguna de Dozemary, en Cornualles, una tierra donde abundan los parajes relacionados con el Rey Arturo: el castillo de Tintagel, donde nació, o Arthur’s Bed, la piedra con forma de cama en Trewortha Tor donde dice la leyenda que está enterrado. 

Castillo de Tintagel

Ah, por supuesto: si el rey tiene una cama, también tiene una silla… ¿o pensabas que Arthur’s Seat, en Edimburgo, se llamaba así por casualidad, verdad? ¡Asciende a lo alto en cualquier momento del año y tendrás una panorámica de la capital escocesa digna de un rey! 

 

La Edad Media: la Escocia de Braveheart

A finales del siglo XIII nació uno de los personajes más famosos de nuestra historia, William Wallace, a quien seguro asocias más con Mel Gibson, que es quien le interpretó en el cine como Braveheart. El guerrero está considerado con justicia uno de los escoceses más famosos de la Historia, y seguir sus pasos por Escocia es viajar en el tiempo a la Edad Media, la época en la que vivió y combatió.  En el Monumento Nacional de William Wallace, un torreón del siglo XIX que le rinde homenaje, no solo aprenderás todo lo que quieras saber sobre la batalla del puente de Stirling, en la que Wallace derrotó al ejército inglés con su espada, que se expone aquí, sino que las vistas panorámicas de Stirling y del valle de Trosachs son tan impresionantes que te dejarán sin aliento (¡no culpes de ello a los 246 escalones de la torre que tienes que ascender!) En el parque natural del Valle de Rosslyn, donde tuvo lugar otra histórica batalla, está la cueva de Wallace. 

Monumento Nacional William Wallace

 

Los tiempos del Titanic, en Belfast

En ningún lugar como Gran Bretaña para enamorarse a tope del mar. Nuestra historia está repleta de hazañas marinas: descubridores, navegantes, marinos… y, también, de algunos de los navíos más impresionantes que se hayan botado jamás y, entre ellos, el más famoso de todos: el Titanic. El transatlántico se construyó hace más de un siglo en los astilleros de Belfast y en el centro interactivo Titanic Belfast vas a saberlo todo y más sobre su historia. 

El centro, que está en el mismo  lugar donde se construyó el famoso transatlántico hace ya más de un siglo, tiene nueve galerías de exposiciones donde vas a saberlo todo sobre la historia del famoso barco, desde su diseño, construcción y botadura, hasta su conocido fin. Además, podrás visitar los enormes diques secos, volar en una grúa portuaria o subir al último navío superviviente de la naviera White Star Line.

ÚLTIMOS POSTS

Cinco paseos para que te enamores del otoño en Gran Bretaña

Rutas de otoño en Gran Bretaña
Cinco paseos para que te enamores del otoño en Gran Bretaña

El Condado de Shakespeare

El Condado de Shakespeare

Viajar en el tiempo en Gran Bretaña

El Muro de Adriano | Los viajes en el tiempo de Gran Bretaña
Viajar en el tiempo en Gran Bretaña

Los barrios de moda de Gran Bretaña

Norther Quarter, Manchester | Los barrios hispters de Gran Bretaña
Los barrios de moda de Gran Bretaña

Gran Bretaña para foodies: restaurantes con estrella Michelin

Gran Bretaña para foodies: restaurantes con estrella Michelin
Gran Bretaña para foodies: restaurantes con estrella Michelin