Todo lo que siempre has querido saber sobre Wimbledon

sábado 27 Junio 2020
General View of Court 18 with Centre and Number 1 Court behind. The Championships 2019. Held at The All England Lawn Tennis Club, Wimbledon. Day 2 Tuesday 02/07/2019. AELTC/Ben Queenborough

Aunque césped verde de Wimbledon no lucirá en todo su esplendor este año, la tradición de este tipo de torneos históricos sigue siendo valorada y admirada en todo el mundo. Desde disfrutar de su postre más emblemático (fresas con nata) hasta descubrir la moda inspirada en el tenis, o simplemente, disfrutar del espectáculo deportivo, todavía hay muchas maneras de disfrutar de Wimbledon, el torneo de tenis más antiguo y prestigioso del mundo.

Un torneo muy victoriano
El primer campeonato de tenis sobre césped se celebró en 1877 en el All England Croquet Club, en Worple Road, en Wimbledon, al suroeste de Londres. Este emocionante evento empezó como el Grand Slam masculino solo jugado por 22 aficionados y terminó en una emocionante final vista por unos 200 espectadores. El ganador fue el deportista local Spencer Gore, que recibió con orgullo doce premios en dinero de Guinea (equivalente a alrededor de 850€ hoy en día). Individuales femeninos y parejas masculinas empezaron en 1884, y finalmente en 1913, dobles femeninas y dobles mixtos. Tal fue su crecimiento, que en 1922 el Campeonato mudó su sede a Church Road, al suroeste de Londres, donde continúa en la actualidad.

Resistente a cualquier condición climática

Las canchas de Wimbledon han cambiado mucho desde su mudanza, con una reforma importante en 2009 que la hizo resistente a cualquier condición climática.  La cancha central de Wimbledon no ha sucumbido a retrasos por lluvia gracias a un techo retráctil. Capaz de cubrir el césped verde en solo diez minutos, las mejoras también incluyeron un sistema de aire acondicionado de última generación que aclimata el estadio. El primer partido completo que se jugó bajo un techo cerrado fue el choque entre la leyenda escocesa Andy Murray y el suizo Stanislas Wawrinka, el año en que se instaló.

Orígenes Reales

Antes de que los Grand Slams de Wimbledon saltaran a la fama, las clases altas y la realeza británica disfrutaban predominantemente del tenis. El ejemplo más antiguo en Inglaterra de una cancha de tenis se remonta al siglo XVI y se puede encontrar en los terrenos del histórico Palacio de Hampton Court. El juego favorito del rey Enrique VIII, el "tenis real" era el deporte preferido de algunos de los nobles más importantes y las personas más ricas del lugar.

El tenis de césped, que difiere del "tenis real" y requiere menos espacio, fue jugado por primera vez en 1873 por el mayor Walter Wingfield. Creado como un juego para disfrutar al aire libre, generalmente se jugaba en los greens de grandes casas señoriales pertenecientes a la élite británica.

Porque no todo es el tenis…

El tenis de césped, que difiere del "tenis real" y requiere menos espacio, fue jugado por primera vez en 1873 por el mayor Walter Wingfield. Creado como un juego para disfrutar al aire libre, generalmente se jugaba en los greens de grandes casas señoriales pertenecientes a la élite británica.

El desfile de celebrities que tiene lugar en Wimbledon es otro de sus grandes atractivos ya que en una tarde cualquiera es fácil ver a personalidades como David Beckham, Claire Foy o Dame Maggie Smith, junto con miembros de la realeza como Kate Middleton y Meghan Markle.

Todo al blanco

Junto con los vestidos de diseñador y las chaquetas de traje de lino que se ven regularmente en las gradas, los atuendos que usan los jugadores se adhieren a una regla simple, todos deben ser blancos de pies a cabeza. ¡Estas reglas han estado en juego en Wimbledon desde el principio, desde el siglo XIX, donde el tenis se jugaba en ciertas reuniones sociales y los jugadores usaban el blanco para evitar que aparecieran las vergonzosos manchas de sudor. Hoy en día los jugadores siguen estando obligados a usar un atuendo completamente blanco, ¡incluso la ropa interior y las suelas de sus zapatos!

 

Su aportación a la industria de la moda

 
Los campos de Wimbledon también han influido en la moda directamente a través del tricampeón, Fred Perry. El logotipo de esta gran marca británica es la corona de laurel, inspirada en el emblema de Wimbledon, un parche cosido en el torso de cada polo icónico de Fred Perry. Lanzada en el campeonato de Wimbledon de 1952, la camiseta blanca de tenis se convirtió en un icono de estilo, lo que llevó a la creación de una colección más colorida que se convirtió en una declaración de moda para numerosas subculturas británicas durante la década de 1960 y más allá.

Campeones de Wimbledon

Varios jugadores británicos han probado el éxito en el prestigioso torneo, incluido el propio Fred Perry, quien ganó tres campeonatos consecutivos de Wimbledon en la década de 1930.

Dorothy Round Little fue ganadora justo un año después de Perry, mientras que Angele Mortimer se llevó el trofeo en 1961, seguida de Ann Haydon-Jones en 1969. En 1977, el año del centenario del torneo, Virginia Wade se convirtió en ganadora, habiendo contado con una espectadora de excepción, por Su Alteza Real la Reina Isabel II, que no había asistido a una final desde 1962.

La victoria británica más reciente se produjo en 2013, cuando el talento escocés Andy Murray se convirtió en el primer hombre británico en llevarse el trofeo en 77 años. Por su parte, la estrella del tenis suiza Roger Federer es quien más veces se ha llevado a casa el gran trofeo de Wimbledon, concretamente en ocho ocasiones hasta la fecha.

Andy Murray  

El éxito de Andy Murray ha sido honrado con el cambio de nombre no oficial del área cubierta de hierba alrededor de la cancha número 1 de Wimbledon, ahora conocida cariñosamente como "Montículo de Murray". Antes se le llamaba "Henman Hill" por el querido jugador británico Tim Henman. Es conocido por ser un lugar destacado para los espectadores, ya que las multitudes emocionadas se reúnen para ver los partidos en pantallas gigantes mientras disfrutan de los dulces tradicionales de Wimbledon.

¿A qué sabe Wimbledon?

¡El  auténtico sabor de Wimbledon viene en forma de una ración deliciosa de fresas frescas con nata, acompañada de un refrescante Pimms (tradicional bebida británica consistente en una selección de fruta, menta fresca y limonada en buena medida) o para quien lo prefiera, una copa de champán.

Las fresas con nata son, sin duda, el emblema gastronómico de Wimbledon, se estima que se consumen unas 140.000 raciones durante el evento de dos semanas. Además las fresas constituyen toda una tradición, procedentes de Kent y consideradas de la más alta calidad, se recogen el día de antes y llegan con el canto de los pájaros a las 5 de la madrugada cada día.

 Revive la magia de Wimbledon

¿Quieres revivir la emoción de Wimbledon y soñar con los torneos que están por venir? ¿Por qué no sumergirse en esta apasionante repetición del partido de Andy Murray contra Richard Gasquet, compartida por Wimbledon?

For more information contact:

Celia Díaz

celia.diaz@visitbritain.org

Assets to download

Download images in this article

Visit website

Download DOC version of this article