Image © Paxton & Whitfield

Paxton and Whitfield

La historia de Paxton and Whitfield, titular de una "royal warrant" (un símbolo distintivo concedido a aquellos proveedores que hayan suministrado sus productos a la familia real británica durante cinco años como mínimo), se remonta a 1742, cuando Stephen Cullum abrió un puesto de quesos en el mercado Aldwych de Londres. Hoy en día la tienda se encuentra en el elegante barrio de St. James, y es un lugar magnífico para encontrar los mejores quesos.

Paxton and Whitfield