3 días en Gales

Gales tiene algo que ofrecer a todo tipo de viajero.  Se puede convertir en el lugar perfecto para una escapada romántica mientras recorres su campiña de ensueño y te pierdes en sus pequeños pueblos. Si viajas en familia o con amigos puedes divertirte en su cosmopolita capital, Cardiff. Los amantes de la historia podrán encontrarla escrita en las piedras de los castillos del Anillo de Hierro y los que busquen adrenalina y actividades al aire libre las encontrarán en los bosques, ríos, montañas y una costa accidentada llena de salvajes recovecos.

Aunque lo ideal sería emplear al menos una semana en descubrir Gales, si estás buscando un buen plan para disfrutar de un fin de semana largo, aquí te dejamos algunas ideas:

 

Vive Cardiff, modernidad e historia


Castillo de Cardiff

La capital de Gales ofrece el equilibrio perfecto entre historia y vanguardismo. Dedica al menos un día a pasear por sus calles, descubrir su magnífico castillo, el parque Bute, el Museo Nacional o los modernos edificios que jalonan la Bahía de Cardiff, con el Millennium Centre como principal abanderado.

Museos, compras, música en vivo, arte, historia, una vibrante vida nocturna, deporte, etc. Cardiff tiene algo para cada visitante.

 

Explora los pueblos y castillos de Gales

Beddgelert
Casitas de Beddgelert, foto de David Escribano.

Tras pasar la primera noche en Cardiff, es el momento de tomar tu coche alquilado y salir a descubrir lo mejor de Gales: sus paisajes y los pueblos de cuento, muchos de los cuales se expandieron al amparo de las fortalezas que componen el Anillo de Hierro, levantado por el rey inglés Eduardo I en la Edad Media.

Pasea por la vieja muralla de Conwy, desde la que divisarás su imponente castillo, que se erige vigilante sobre el puerto pesquero. Aquí podrás encontrar la casa más pequeña del Reino Unido.

Beaumaris es el lugar ideal para desconectar de todo. Descansa junto al mar en un pueblo que invita al recogimiento y la contemplación. Aunque el resort por excelencia de la época victoriana es Llandudno. El que fuera el pueblo-balneario más famoso del Reino Unido ofrece una gran variedad de buenos hoteles, un bonito paseo marítimo y bares y terrazas donde tomarse algo al sol. Aquí dicen que se inspiró C.S. Lewis para crear el mundo mágico de Alicia en el País de las Maravillas y son varios los personajes del cuento que verás por sus calles.

Si hablamos de cuentos, quizá el lugar más parecido a uno sea Portmeirion. Palacios, casas de colores, monumentos y villas mediterráneas se entremezclan en esta creación que el arquitecto Sir Clough Williams-Ellis levantó en el estuario del río Dwyryd.

En el noroeste de Gales, asentado en un valle del bello Parque Forestal de Snowdonia, encontrarás Betws-y-Coed el resort de interior más famoso del país. Cerca de aquí, Beddgelert toma su nombre del famoso perro de caza del príncipe galés Llywelyn, el héroe más célebre de estas tierras. La suerte del perro Gelert forma parte de una triste leyenda medieval que merece la pena escuchar de algún local en uno de sus típicos pubs.

Uno de los castillos más emblemáticos de Gales se encuentra en el pueblo de Caernarfon. Aquí fue investido, en 1969, el actual Príncipe de Gales, Carlos de Inglaterra.

Portmeiron
Panorámica de Portmeiron, foto de David Escribano

 

Realiza actividades al aire libre

Coasteering and canoeing in wales

Una buena forma de completar tu escapada a Gales es realizar algunas de las actividades que su orografía brinda al viajero.

El Parque Forestal de Snowdonia ofrece montañas perfectas para la escalada técnica y el senderismo. No en vano, aquí practicó el gran Sir Edmund Hillary antes de su ascenso al Everest. Los bellos bosques de la isla de Anglesey son idóneos para realizar algunas excursiones que acaben con un picnic en la naturaleza.

Si prefieres los deportes acuáticos, en la costa oeste de Anglesey se ha puesto de moda el coasteering, modalidad que consiste en recorrer la costa a nado para ir encaramándote a las rocas y saltar a profundas pozas de agua marina.

El kayak en el mar es otra buena opción mientras que los que quieran practicar con una tabla de surf pueden probar las magníficas instalaciones de Surf Snowdonia. Aquí han construido una laguna artificial donde se generan olas cada minuto. Surf, SUP, body board o simplemente nadar son algunas de las cosas que puedes hacer  en esta atracción apta para toda la familia.

 

Disfruta de la gastronomía galesa

Chef en Gales

Con tantos planes, visitas y actividades se te abrirá el apetito en tu viaje por Gales.

Gales derriba claramente el mito que hace pensar que la cocina británica es pobre y repetitiva. El cordero, en múltiples y diversas presentaciones, es el plato estrella de la cocina galesa, pero se ve bien escoltado por otras carnes, buenos pescados de mar y río y deliciosos postres.

 

¿A qué esperas para perderte por Gales?

 

 

Escrito por David Escribano

David Escribano es un redactor de viajes freelance que trabajó durante años en fondos de inversión antes de descubrir su verdadera vocación. Ha realizado viajes de larga duración por los cinco continentes, contándolo en Viajablog desde el 2007. Colaborador habitual en Skyscanner y Rumbo y ocasional en Ocholeguas, se declara como un enamorado de África y los viajes improvisados