Image ©iStock.com/davidhills

Castillo de Edimburgo

Desde su posición dominante en Castle Rock, en pleno corazón de la capital escocesa, el Castillo de Edimburgo ofrece una impresionante vista sobre la ciudad. Habiendo servido en el pasado como fortaleza militar, prisión y residencia real, sus muros están llenos de historias de traición y engaños. El castillo también ha sido utilizado como Palacio Real, siendo el hogar de muchos reyes y reinas medievales a lo largo de los siglos. Por otro lado, tiene una parte destinada al Museo Nacional de la Guerra de Escocia, donde hace un repaso a los más de 400 años de historia militar del país y ha sido declarado como el Monumento Nacional Escocés a la Guerra.

 

Información práctica

Para acceder al establecimiento es necesario comprar las entradas con antelación.

 

Es muy fácil viajar a Edimburgo desde España. Hay vuelos directos diarios entre la capital de Escocia y las ciudades españolas de Madrid, Barcelona, Málaga, Alicante y Palma. Otros destinos españoles desde los que podrás tomar vuelos a Edimburgo son Almería, Santander, Gerona, Ibiza, Menorca, Reus y varios destinos de las Islas Canarias -Fuerteventura, Gran Canaria, Lanzarote y Tenerife. El tiempo de vuelo aproximado de los vuelos de España a Edimburgo oscila entre las 2:30 y las 3 horas -península y Baleares- y entre 4:30 y 5 horas, en los vuelos a y desde las islas Canarias.

El aeropuerto de Edimburgo está a unos trece kilómetros del centro de la ciudad, con la que está conectada con numerosas líneas de autobús y taxis.

 

Suscríbete a nuestra newsletter