Bath

Bath

Por su pasado romano, su espectacular arquitectura, sus bucólicos parques y jardines y la herencia de Jane Austen... ¡Bath no puede faltar en tu viaje a Inglaterra!

Bath

Bath

Por su pasado romano, su espectacular arquitectura, sus bucólicos parques y jardines y la herencia de Jane Austen... ¡Bath no puede faltar en tu viaje a Inglaterra!

Fundada por los romanos en el año 52 d.C., tal vez puede decirse que Bath es la ciudad más bonita de Inglaterra, con más de cinco mil edificios protegidos (¡no te extrañará que la UNESCO la declarara Lugar Patrimonio de la Humanidad!). Enclavada en un bucólico paraje natural -un meandro del río Avon, que serpentea entre la ciudad bajo puentes reflejando su bellísima arquitectura urbana-, Bath se convirtió durante el siglo XVIII en uno de los lugares más elegantes y exclusivos del país.

La Abadía de Bath, hasta entonces su monumento más destacable, fue testigo destacado de cómo Bath se transformó en el destino por excelencia para la alta sociedad de la época gracias al exquisito desarrollo urbano diseñado por Beau Nash y los arquitectos John Wood (padre e hijo). El No.1 Royal Crescent, asomado al Victoria Park, con sus lujosos apartamentos, The Circus, o los majestuosos Grand Pump Rooms y Assembly Rooms, con sus salones señoriales, o jardines de ensueño como los de Prior Park, donde se conserva el Puente de Pulteney, uno de los pocos puentes palatinos del mundo, son los protagonistas de una ciudad tan perfecta y encantadoramente british que parece sacada de una novela de Jane Austen. Y no sin razón: en la ciudad vivió y escribió varias de sus obras la genial escritora, que paseaba por los Sydney Gardens y en cuyos antiguos apartamentos en Sidney Place puedes alojarte o tomar un estupendo afternoon tea. ¡Y cada mes de septiembre, la ciudad se convierte en un homenaje absoluto al talento de su escritora con el Jane Austen’s Festival! Y, desde luego, cuando vas a viajar a Bath, hay algo que debes hacer y tener anotado en lo más alto de tu lista: tomar un baño en las Termas Romanas. Las vistas panorámicas de Bath son inolvidables…

 

Viajar a Bath: información práctica

Bath se encuentra a unos 185 kilómetros (115 millas) al oeste de Londres. Su cercanía la ha convertido en un destino de escapada muy popular entre los londinenses, y las opciones de transporte para viajar a Bath desde Londres son muy numerosas.

Por carretera, para recorrer la distancia de la autopista M4 entre ambas ciudades se emplean unas dos horas y media, dependiendo, naturalmente, del estado del tráfico.

Viajar en tren a Bath es una excelente idea. Los trenes en Londres salen de la estación de Paddington. El trayecto es muy ameno, la frecuencia muy elevada -hay trenes entre Londres y Bath cada media hora, aproximadamente- y, dependiendo de su itinerario, tardará entre 1h20 y 2h en realizar el viaje de Londres a Bath. La estación de tren de Bath es la Bath Spa Railway Station.

Los autobuses de la compañía National Express realizan el transporte en autobús entre Londres y Bath. Hay varios puntos de partida: los aeropuertos de Heatrow y Gatwick, y la estación de Victoria Coach Station. En Bath, la estación de autobuses de Dorchester Street, está al lado de la Bath Spa Railway Station.

Ofertas en Bath:

Autobús turístico - Bath

Autobús turístico - Bath
Desde 20,50 €
Autobús turístico - Bath

National Trust Touring Pass

National Trust Touring Pass
Desde 40,50 €
National Trust Touring Pass

English Heritage Overseas Visitor Pass

English Heritage Overseas Visitor Pass
Desde 43,00 €
English Heritage Overseas Visitor Pass

Excursión con Golden Tours a Windsor Castle, Salisbury Cathedral, Stonehenge y Bath - en español

Excursión con Golden Tours a Windsor Castle, Salisbury Cathedral, Stonehenge y Bath - en español
Desde 121,00 €
Excursión con Golden Tours a Windsor Castle, Salisbury Cathedral, Stonehenge y Bath - en español

Ir a la tienda

Visit Britain Shop
Todos los productos
Ir a la tienda