Ruta por los pueblos más bonitos de Gales

Cuando sales de Cardiff, capital de Gales y única urbe de gran tamaño, entras en un país que parece salido de un cuento medieval. Castillos donde se libraron grandes batallas; bosques donde habitaron druidas; el lago donde durmió, escondida, la famosa espada Excalibur; cuevas costeras donde se escondieron piratas; y pueblos cuyo antiguo nombre fue tomado de leyendas orales. Así es Gales.

La mejor forma de conocer el país a fondo es alquilar un coche y realizar una ruta por sus bonitos y tranquilos pueblos:

 

Beddgelert 

beddgelert david escribano.jpg
Foto de David Escribano.

El río Glaslyn divide las escasas calles de este minúsculo y apacible pueblo situado en Gwynedd, en la región de Snowdonia.

Su pequeña colina cubierta de violetas y árboles es un espectáculo en primavera pero la mayor atracción turística de Beddgelert es la tumba de un perro.

Cuenta la leyenda que aquí vivió el príncipe Llywelyn el Grande. Llywelyn era un apasionado de la caza y salía siempre con sus perros, entre los que tenía especial aprecio a Gelert. En una de esas cacerías, el príncipe y su esposa dejaron a su bebé a cargo de una pareja de sirvientes. Tras un tiempo en los bosques, Llywelyn se percató de que Gelert no estaba al frente de la jauría, lo cual le extrañó. Regresó a casa y Gelert salió a recibirle con el cuerpo cubierto de sangre y meneando su cola alegremente.

El príncipe fue corriendo a la habitación del bebé y encontró la cuna volcada y las sábanas llenas de sangre. No había rastro de su hijo. Poseído por la rabia, desenvainó su espada y atravesó el cuerpo de Gelert, quien aulló de dolor. En ese momento se escuchó también un llanto de bebé y Llywelyn descubrió a su hijo en un rincón de la habitación. Junto a él yacía el cuerpo sin vida del lobo del que Gelert le había defendido.

Llywelyn lloró esta desgracia y levantó una gran tumba (“bedd” en galés) en honor a Gelert.  De aquí salió el nombre del pueblo. Puedes visitar la tumba que aún existe bajo el árbol de un prado.

 

Betws-y-Coed

Betws-y-coed-david-escribano.jpg
Foto de David Escribano.

Este pequeño pueblo está considerado como uno de los más bellos del Reino Unido.

Es la puerta de entrada del Parque Nacional de Snowdonia, la región natural más bella de Gales. Antiguas casas de piedra alojan acogedores bares y restaurantes donde puedes disfrutar de un buen plato de cordero acompañado de una pinta de cerveza galesa. 

Si eres un amante de las actividades al aire libre, en Betws-y-Coed encontrarás varias tiendas de equipamiento para acampada y senderismo, así como agencias que organizan salidas a los bosques, lagos, ríos y montañas que rodean el pueblo.  Existe una cascada en el mismo pueblo, justo al lado del puente de piedra que tendieron sobre el río.

 

Conwy

conwy-david-escribano.jpg
Foto de David Escribano

El poderoso castillo del siglo XIII que se levanta sobre el río Conwy  es la atracción principal de este pueblo del norte de Gales. Pero no la única.

Junto al castillo se construyó su gran muralla medieval, aún conservada. Otros puntos de interés de Conwy son: la casa más pequeña del Reino Unido, que se encuentra en el puerto; Plas Mawr, una mansión de la era isabelina construida por un rico mercader galés;  y la clásica High Street, la calle principal donde cafeterías, librerías y restaurantes atraen al público en los días de más frío.

 

Beaumaris 

beaumaris-castle-david-escribano.jpg
Foto de David Escribano

Frente a las aguas del Estrecho de Menai, que separa la costa norte de Gales de la isla de Anglesey, se encuentra un pequeño y adormecido pueblo pesquero. 

Pasea entre las bajas casas de colores de la calle principal de Beaumaris hasta llegar al castillo levantado por Eduardo I de Inglaterra, el más inexpugnable de su mítico Iron Ring (la serie de castillos construidos en Gales para someter a su pueblo).

Beaumaris es un lugar melancólico, pudiendo pasear por su bahía o internarte en los cercanos bosques de abetos. En el centro, prueba las carnes y mariscos de Ye Old Bulls Head Inn, uno de los mejores restaurantes de Beaumaris.

 

Llandudno

llandudno-david-escribano.jpg
Foto de David Escribano

 

Muy cercano a Conwy y bañado por las aguas del Mar de Irlanda se encuentra el pueblo-resort de Llandudno. En la segunda mitad del XIX esta villa fue bautizada como “La Reina de los resorts galeses”.

Toda la vida de Llandudno se condensa en su paseo marítimo, jalonado de hoteles, pasarelas y casas de fachadas victorianas. En las calles paralelas también hay bares y restaurantes. En alguno de ellos debió sentarse a escribir C.S. Lewis su novela “Alicia en el País de las Maravillas”, pues aquí veraneaba Alice Liddell junto a su familia. Ella fue la que inspiró al escritor inglés. Como herencia de ello, puedes apreciar estatuas de los personajes de Lewis en distintas calles de Llandudno.

 

Escrito por David Escribano

David Escribano es un redactor de viajes freelance que trabajó durante años en fondos de inversión antes de descubrir su verdadera vocación. Ha realizado viajes de larga duración por los cinco continentes, contándolo en Viajablog desde el 2007. Colaborador habitual en Skyscanner y Rumbo y ocasional en Ocholeguas, se declara como un enamorado de África y los viajes improvisados.