15 motivos para enamorarse de los Borders de Escocia

De entre todas las regiones de Escocia, el sur es la menos conocida. Hogar de las Tierras Bajas (o los Borders, si prefieres referirte a ellas como lo hacen los locales), son también una de las partes más bonitas. Si tienes tiempo, no las pases por alto. Y en caso de duda, échale un vistazo a estos 15 motivos para enamorarte de los Borders de Escocia. ¡Te van a encantar!

Abadía de Melrose

Situada a poco más de una hora de Edimburgo, la magnífica Abadía de Melrose es un remanso de paz en las Tierras Bajas. Lugar de reposo del corazón del rey Robert the Bruce, las vistas desde su torre más alta son totalmente imprescindibles.

Pueblo de Jedburgh

Jedburgh
Foto de Patricia Cuní

Jedburgh es el encanto personalizado. Este apacible pueblo de los Borders de Escocia alberga una de las abadías más hermosas del país, además de una miríada de calles monísimas y una cárcel-castillo con buenas vistas.

Castillo de Floors

Castillo de Floors
Foto de Patricia Cuní

Casi a orillas del río Tweed, esta mansión de estilo palaciego del siglo XVIII quizás te suene porque salió en la película Greystoke: La leyenda de Tarzán. Y si no lo hace, deberías visitarla con más motivo.

Alloway

Junto al río Doon, en la región de Ayrshire, en Alloway nació el bardo Robert Burns i aquí compuso su famoso Tam o’Shanter. Síguele la pista al poeta más amado de Escocia y pasea por la Auld Kirk, busca el Burns Cottage y su museo y disfruta del ambiente literario.

Cascada de Grey Mare

Perdida en un paraje de gran belleza natural, la cascada de “la cola de la yegua gris” es ideal para una ruta senderista por los Borders. La quinta más alta de todo el Reino Unido, gracias a sus 60 metros de altura, te dejará sin aliento.

Peebles

El tranquilo Peebles es uno de los pueblos más monos de los Borders de Escocia. Lo cruza el río Tweed y su centro urbano está lleno de edificios encantadores como la antigua parroquia y el castillo de Neidpath.

Castillo de Caerlaverock

Castillo de Caerlaverock
Foto de Patricia Cuní

Nada más encantador que un castillo rodeado por un foso lleno de agua. Seguro que algo así tenía en mente el que levantó la fortaleza triangular de Caerlaverock. A pocos quilómetros de Dumfries, este castillo es tan bonito que no te parecerá real.

New Lanark

Uno de los sitios Patrimonio de la Humanidad de la Unesco de Escocia, el delicioso New Lanark es uno de los pocos ejemplos de socialismo utópico. Así que, si quieres descubrir algo sobre la industrialización escocesa y, a la vez, disfrutar de paisajes de postal, pásate por aquí.

Castillo de Culzean

El fotogénico castillo de Culzean se alza imponente en la costa de Ayrshire, al sur de Glasgow. El antiguo hogar del marqués de Ailsa hoy es propiedad del National Trust for Scotland y es toda una visión.

Dumfries

El burgo real de Dumfries forma parte de la Ruta de Robert Burns, que recorre buena parte del sur de Escocia. Conocida como “la Reina del Sur”, te recomendamos que te pases por el hogar del bardo y visites su tumba, además de dejarte caer por sus bares favoritos, algunos de los cuales siguen en pie.

Abadía de Dryburgh

Dryburgh
Foto de Patricia Cuní

Romántica como pocas, las ruinas de la abadía de Dryburgh son un verdadero remanso de paz en un meandro del río Tweed. El lugar, medio oculto entre los árboles, es tan evocador que Sir Walter Scott está enterrado aquí.

St Abb’s Head

Los amantes de los faros y de las costas dramáticas deberían pasarse por St Abb’s Head, una reserva natural donde habita una colonia de más de 60.000 aves marinas (entre las que hay muchos frailecillos). Su faro es precioso, y los amaneceres son de postal.

Hermitage Castle

Castillo de Hermitage
Foto de Patricia Cuní

Medio en ruinas, el Castillo de Hermitage es uno de los secretos mejor guardados de los Borders de Escocia. Esta fortaleza imponente es el hogar de varios fantasmas, entre los que están el de la reina María.

Hawick

Hawick es una de las localidades de Escocia más lejos del mar, pero si temes no ver el agua, no temas. Situada en la confluencia de los ríos Slitrig y Teviot, el mejor momento para visitar Hawick es durante el Common Riding anual. Aunque su centro histórico de roca arenisca siempre gusta.

Colinas Lammermuir Hills

Colinas suaves tras colinas suaves, un paisaje de ovejas que pastan y rumian con toda la calma del mundo… Las Colinas Lammermuir son un lugar excelente para practicar el senderismo, para subir montañas y para descubrir la historia tras el fuerte de la edad de Hierro de White Castle.

 

¿Has visitado ya las Tierras Bajas de Escocia? Pues elige uno de estos 15 motivos enamórate.

Patricia Cuni

Patricia Cuní es una periodista y viajera enamorada del Reino Unido autora del blog Madaboutravel (http://madaboutravel.com). En esta bitácora narra sus experiencias y recomienda los mejores rincones y cosas que hacer de Escocia, su lugar de residencia desde 2013, y buena parte de la geografía británica. Síguele la pista en Instagram, Twitter y Facebook y deja que te inspire a descubrir lugares increíbles.