Bristol, capital verde de Inglaterra

Monday 06 August 2018

Casi quinientos parques y jardines, una pasión por la bici casi sin rival en el mundo, un montón de mercados de productores… Hay un montón de motivos por los que Bristol está considerada con toda justicia la capital verde de Gran Bretaña, así que si eres un viajer@ concienciad@ -que seguro que sí-, tienes que marcar a la ciudad del sudoeste en tu agenda viajera. ¡Nosotros te decimos por qué!

Bristol a dos ruedas

Cuando en 2015 Bristol obtuvo el nombramiento de Capital Verde Europea, muchos viajeros de todo el mundo se dieron cuenta de que la Bristol era más, mucho más, que la ciudad natal de la oveja Shaun, uno de los personajes de animación más famosos del mundo. Bristol está acariciada por el mar, con un paseo marítimo repleto de encanto; es una ciudad de calles llanas, con centenares de zonas verdes con senderos para pasear tranquilamente y, aquí y allí, el ritmo de la ciudad lo marca la velocidad relajada de las bicicletas, nuestro medio de transporte favorito. Haz como nosotros y, en cuanto llegues de viaje a Bristol, hazte con una bici y descubre la ciudad a tu aire.

Una de las rutas ciclistas más populares es la Bristol and Bath Railway Path, que comienza en Trinity Street, Lawrence Hill, y, tras dejar la ciudad, se extiende durante unos 24 kilómetros hasta Bath. O, simplemente, alquila una bici en cualquiera de los establecimientos dedicados a ello en el paseo marítimo y pedalea a tu aire, o participa en alguno de los numerosos tours en bici, como los de Cycle the City

También puedes llegar en bici a uno de los lugares más especiales de Bristol, la granja urbana St Werburghs City Farm, un auténtico oasis en el corazón de la ciudad donde se cultivan alimentos -que se sirven en el café de la granja- y se organizan talleres y actividades en torno a ello. En el At-Bristol, uno de los edificios sostenibles más famosos de todo Gran Bretaña, siempre hay exposiciones interesantes. Otro punto eco que no te puedes perder en ruta ciclista por Bristol es el Tobacco Factory, un complejo en South Bristol con teatro, café bar y mercado de productores cuya energía procede del sol y donde siempre habrá una exquisita cerveza artesana o un concierto esperándote: su agenda cultural lo convierte en uno de los lugares más animados de la ciudad.

Brunel, el genio de Bristol

Además, el museo Being Brunel huele a nuevo: apenas han pasado unos meses desde que se inauguró, en el puerto. El museo, ideal para pasar en él un par de horas, rinde homenaje a uno de los habitantes más famosos de la historia de la ciudad, Isambard Kingdom Brunel.

Brunel fue uno de los mayores ingenieros británicos del siglo XIX -una especie de Steve Jobs de la época- que inventó, diseñó y fabricó prácticamente de todo: puentes -como el espectacular Clifton Bridge, que es uno de los lugares icónicos de Bristol-, túneles, trenes y barcos, como el espectacular SS Great Britain, que está atracado a las puertas del museo, en el que se te pasará el tiempo sin darte cuenta entre la colección de diseños y objetos personales de este genio inventor.  

El mayor festival de globos aerostáticos de Europa

Y es que en Bristol siempre hay algo que ver, que hacer, que sentir: como este mismo fin de semana, cuando levantarás tu mirada al cielo y verás docenas de globos aerostáticos -¡hasta ciento treinta, nada menos! venidos de todo el mundo participando en el mayor festival de globos del Europa, el Bristol International Ballon Fiesta. El festival celebra este año su 40ª edición del jueves hasta el domingo 12 en Ashton Court Estate, un recinto precioso e inmenso donde, además de con los globos, podrás disfrutar de mercadillos, atracciones, puestos de comida, espectaculares castillos de fuegos artificiales… ¡Todo un planazo que no te puedes perder si este fin de semana viajas a Bristol!

 

There's only one place to be this summer...  #SummerInBristol #VisitBristol

Una publicación compartida de Visit Bristol (@visitbristol) el

Dónde comer en Bristol

Para retomar fuerzas, apunta dos de los restaurantes de Bristol que más nos gustan: el Box-E, un restaurante de lo más coqueto e íntimo —cuatro mesas para 14 comensales- con una carta repleta de tentaciones -cocina británica contemporánea: ¡nos encanta!- y, lo más sorprendente, ¡está formado por dos contenedores de mercancías! Sí, de los que traen los barcos… Está en uno de los barrios de moda de Bristol -tal vez el que más-, Wapping Wharf, que te encantará por su sabor marinero y sus tiendas, restaurantes, galerías… ¡De lo más instagrameable!

Es muy recomendable también el restaurante sostenible por excelencia de Bristol, el Bordeaux Quay, en el paseo marítimo. Ha ganado un montón de premios por su cocina de temporada, y siempre está a rebosar -también sus cursos de cocina, toda una institución de la ciudad-, así que tal vez te quieras acercar al Poco Tapas Bar, en Stokes Croft, donde el 90% de sus ingredientes son británicos y que ha ganado premios, además de por su oferta gastronómica, por no producir apenas desperdicios.

Comercio justo en Bristol

El compromiso de Bristol con el medio ambiente va más allá de modas: desde 2005, en que fue declarada Ciudad del Comercio Justo, se ha convertido en una de las capitales mundiales del comercio justo. Así que la oferta de artesanías sostenibles, manjares gastronómicos comercializados directamente por productores de la región… No te puedes perder los miércoles de 9:30 a 14:30 el St Nicholas Market, (Corn Street & Wine Street), uno de los mejores de todo Reino Unido, con un montón de puestos de comida que harán que te lo quieras llevar -¡y comer!- todo. Allí, no dejes de visitar el Source Café, con su extensísima oferta de producto local.

Otro mercado que tampoco te puedes perder es el Harbourside Market (miércoles y jueves, de 12:00 a 14:30 y sábados y domingos, de 11:00 a 16:00), donde además de exquisiteces gastro vas a encontrar maravillas vintage como libros de segunda mano, artesanías, ropa, food trucks, actuaciones musicales… ¿Y sabes lo mejor? Que el compromiso por el comercio justo llega incluso al modo de pago. Desde 2012, la ciudad tiene su propia moneda, la Bristol Pound, que se acepta en cada vez más establecimientos de la ciudad y que tiene como razón de ser el incentivar a la gente de la ciudad a gastar su dinero en negocios independientes que usen o vendan producto local para así reducir la huella de carbón que se genera si los productos se traen desde otros lugares… ¡toda una iniciativa!

Y para terminar… ¡el mejor street art del mundo!

Y es que el genial Banksy, el artista de arte urbano más talentoso y célebre del mundo, nació en Bristol en 1974 (este es uno de los pocos datos que se sabe de su vida), y algunos de sus primeros trabajos aún pueden contemplarse en los muros de la ciudad. El más reciente de ellos es The girl with the pierced eardrum, oculto en un callejón cerca de la Marinad de Bristol, y que es una recreación moderna del famoso cuadro La Joven de la Perla. ¿Quieres seguir la herencia de Bansky por Bristol? Puedes descárgate la app Banksy Bristol Trail en este enlace y comprobar en primera persona porque nuestro Banksy es tan bueno. Pero, si le sorprendes trabajando… ¡no se lo digas a nadie!

ÚLTIMOS POSTS

test page

test page

Bristol, capital verde de Inglaterra

Bristol, la capital verde de Gran Bretaña
Bristol, capital verde de Inglaterra

De copas por Gran Bretaña

De copas por Gran Bretaña: los mejores cócteles, cervezas y whiskys
De copas por Gran Bretaña

Los mejores planes para tu verano en Londres

Los mejores planes de verano en Londres
Los mejores planes para tu verano en Londres

La mejor street food de Gran Bretaña

La mejor street food de Gran Bretaña
La mejor street food de Gran Bretaña