Mágica Escocia

Mágica Escocia

Bienvenido a Escocia tierra de castillos, naturaleza en estado salvaje, hombres vestidos con kilt tocando la gaita, el mejor whisky del mundo y las ciudades más inspiradoras.

Glenfinnan, Highlands, Escocia
Mágica Escocia

Mágica Escocia

Bienvenido a Escocia tierra de castillos, naturaleza en estado salvaje, hombres vestidos con kilt tocando la gaita, el mejor whisky del mundo y las ciudades más inspiradoras.

Hombre con vestimenta tradicional escocesa tocando la gaita
Mágica Escocia

Mágica Escocia

Bienvenido a Escocia tierra de castillos, naturaleza en estado salvaje, hombres vestidos con kilt tocando la gaita, el mejor whisky del mundo y las ciudades más inspiradoras.

Atardecer desde Old Man, Isla de Skye
Mágica Escocia

Mágica Escocia

Bienvenido a Escocia tierra de castillos, naturaleza en estado salvaje, hombres vestidos con kilt tocando la gaita, el mejor whisky del mundo y las ciudades más inspiradoras.

Vistas sobre Edimburgo desde Calton Hill

Escocia ofrece un montón de planes, con los que te quedarás, incluso mucho más, si es posible, enamorado de este territorio. Da igual el tipo de viajero que seas, en Escocia siempre habrá alguna experiencia diseñada para ti.

 

Para conocer la parte norte del territorio y la fauna salvaje de las Tierras Altas, lo más recomendable es recorrer el territorio haciendo un road trip por la ruta NC 500, mejor conocida como la ruta 66 escocesa. En tu viaje por las Highlands podrás hacer una visita al famoso monstruo del Lago Ness, visitar numerosos castillos en ruinas, sentirte como un personaje de Harry Potter en el Hogwarts Express haciendo el tour del viaducto de Glenfinan, visitar la misteriosa Isla de Sky y disfrutar haciendo senderismo y escalada en el magnífico Parque Nacional de los Cairngoms

Pero Escocia ofrece muchísimos más planes que su naturaleza. Es una zona repleta de pueblecitos de pescadores con encanto como Saint Andrews, lugares llenos de historia como el castillo de Stirling, sitios vanguardistas como la Mackintosh House y el Museo Kelvingrove en Glasgow y la mágica ciudad de Edimburgo, y muchos más sitios increíbles que te quedan por descubrir. Además, no te puedes ir de Escocia sin probar su gastronomía más famosa como los haggis, comprarte una bufanda con el tartán de la casa escocesa que más te guste y probar su whisky maltes

 

Información práctica

Hay varias formas de viajar a Escocia desde España, pero la más directa y sencilla es cogiendo un avión. Compañías de vuelo como Ryanair, Easyjet, Vueling y Jet 2, entre otras, operan vuelos desde Madrid, Barcelona, Málaga y Bilbao, entre otras ciudades españolas a diferentes ciudades del territorio escoces como Edimburgo y Glasgow a precios asequibles y durante todo el año. Además, desde los aeropuertos regionales tienes la posibilidad de volar a otras ciudades menos accesibles como Dundee, Inverness y Shetland. Así que preparaos vuestras botas de agua, gorritos de la lana y bufanda de tartán escoces, ¡Escocia os espera!

¿Vuelas a Edimburgo?

Descubre lugares increíbles y de fácil acceso en transporte público desde la capital escocesa. Visita la meca del golf, haz senderismo por los Pentlands y disfruta de una langosta local a orillas del Firth of Forth. Además, tomando como punto de partida la capital escocesa, podrás visitar numerosos castillos llenos de historia.

¿Vienes a Glasgow?

¡Quédate unos días más y descubre zonas de Escocia que te cautivarán! La isla de Arran, más conocida como la “Escocia en miniatura” está a un tren y a un ferry de distancia. Y si viajas en coche, paraderos como el lago Loch Lomond se encuentran a una hora de la vibrante ciudad.