Las calles más famosas de Gran Bretaña

Caminar, contemplar y sentirse parte de la historia a golpe de zapatilla. Esto es lo que os proponemos realizar a través de este tema: descubrir un destino como Gran Bretaña y hacerlo a través de algunas de sus calles más importantes siendo, el único requisito, llevar un calzado muy cómodo. ¿Preparados?

Royal Mile, Edimburgo

Ubicada en pleno corazón de la ciudad de Edimburgo, la mítica Royal Mile es una de las arterias más famosas de toda Europa. Esta popular calle comunica el famoso Castillo de Edimburgo de la ciudad con el palacio Holyrood House. Son, en total, casi 2 kilómetros (1,8 para ser más exactos), repletos de historia, tiendas, hoteles y legendarios cafés perfectos para hacer un alto en el camino dentro del recorrido. Los amantes del misterio, las leyendas encuentran en Edimburgo en general la ciudad perfecta para aliviar su curiosidad y en la Royal Mile en particular, ya que está plagada de numerosos patios y callejones además de bonitos edificios, desde la Catedral de St. Giles al Parlamento Escocés o al palacio de Holyrood House, la residencia de la reina Isabel II cuando visita Escocia.

Penny Lane, Liverpool

La calle con más ritmo de toda Gran Bretaña no podía faltar en este listado. Y es que, mitómanos y melómanos del mundo, esta fue la calle que inspiró al beatle Paul McCartney a la hora de componer uno de los grandes éxitos de su afamado grupo, los míticos  The Beatles. Y aprovechando el tirón que produce ser una auténtica protagonista, Penny Lane (https://www.youtube.com/watch?v=S-rB0pHI9fU) es en sí misma un destino. Lo primero que hay que hacer antes de visitarla es pasarse por el Penny Lane Development Trust, donde hacerse con un mapa explicativo sobre la canción y los lugares que en ella se mencionan. Además, en esta famosa calle también se realizan actividades, eventos, encuentros, etc., aunque visitar el Penny Lane Wonderwall sea uno de los más imprescindibles.

10 Downing Street, Londres

En series, en películas, en libros y en la historia en general. La calle de la residencia del Primer Ministro británico es uno de los lugares más famosos del mundo y un lugar de paso necesario para el viajero en Londres. Se dice pronto, pero en esta calle, justo en el número 10, y durante más de doscientos años, han vivido los cargos oficiales de mayor rango del Reino Unido; y aunque también es cierto que solo se puede visitar “desde la barrera”, merece la pena hacer un alto en el camino en el recorrido por la capital para descubrir este lugar histórico con nombre de película.

Cross Street, Manchester

Cruce de caminos, literal. El nombre de la calle más importante de la ciudad de Manchester define a la perfección lo que supone esta mítica calle para la ciudad. Oficinas, tiendas, restaurantes, pubs… la vida en Manchester es lo que sucede en Cross Street, la arteria con vida propia desde donde llegar a casi cualquier parte. Y al igual que ha sucedido con la propia ciudad de Manchester, su fama ha ido creciendo a lo largo del tiempo dejando atrás su pasado, y su aspecto, industrial para dar vida a una ciudad con ganas, muchas, de comerse el mundo… empezando por Cross Street, claro.

Main Street, Haworth

Si tenemos calles para melómanos, para amantes de la política y hasta para intrépidos que adoran las historias de miedo, no podía faltar en este listado de calles míticas, aquella que pudieran recorrer los amantes de la literatura inglesa. Estamos ahora en pleno condado de Yorkshire, y más específicamente en Haworth, el pueblo de la familia Brontë. Y aquí, en su calle principal, Main Street, nos ubicamos ahora para recorrer esta empedrada y empinada calle que desemboca en la iglesia y en el Museo Brontë. La bella zona en general, y en particular Haworth, es especial por muchas razones pero, además de por tratarse de la típica estampa de la campiña británica, lo es por ser haber sido el lugar en el que las hermanas Brontë vivieron la mayor parte de su corta pero fructífera vida, donde la más famosa de las hermanas, Charlotte, publicó Jane Eyre.

Periodista y colaboradora habitual de medios como Lonely Planet, Dapper o la revista ¡Hola!, Lorena G. Díaz vive en Barcelona y recorre el mundo varias veces al año volando de un lado para otro y visitando los mejores destinos, hoteles y restaurantes. "Viajar como forma de vida y tener la suerte de contarlo" es su lema vital y profesional.