Castillo de Bamburgh

La imponente residencia de los reyes de Northumbria ofrece uno de los entornos más magníficos de todos los castillos ingleses. Sus 3,6 hectáreas ocupan una accidentada meseta sobre la costa de Northumberland y el castillo se alza imperioso sobre una amplia playa. El castillo se puede visitar durante todo el año, aprovecha para explorar los varios kilómetros de dunas de arena en las que hallarás flora y fauna únicas de este hábitat.