Paisajes naturales muy cerca de las principales ciudades de Gran Bretaña

Todos sabemos que Gran Bretaña es de los países más verdes de Europa, pero lo que quizás no sabías es que Londres es la primera ciudad Parque Nacional del mundo, o que en todas las ciudades de Escocia, Inglaterra y Gales puedes encontrar la fusión ideal de naturaleza y ciudad.

 

A continuación, te damos seis combinaciones perfectas de un viaje urbanita con un poquito de desconexión.

Londres

A herd of Red Deer crossing the Long Mile roadway in Windsor Great Park south of Windsor Castle. Berkshire, England.

 

La capital te espera con mil y un planes, desde empaparte de cultura en sus museos, irte de compras por Regents street, visitar los monumentos más "Royal", como el Buckingham Palace, o ver la ciudad desde las alturas en sus rascacielos o desde el famoso London Eye.

Pero es que, además, cuenta con seis parques Reales que encontrarás fácilmente paseando entre sus calles. Desde los mundialmente conocimos Hyde Park o Richmond Park, hasta el no tan conocido Colne Valley Regional Park, lleno de senderos, ríos y lagos.

Si tienes tiempo y coges un tren, a 40 minutos te encontraras en el campo y con pueblos tan tradicionales como Rye o Windsor; en los que te esperan castillos, bosques, fauna y una naturaleza para poner un broche muy relajante a tu escapada.

 

1
Londres

Oxford

Two pheasants on the lawn in front of Blenheim Palace, Woodstock, England.

 

Oxford es famosa por su arquitectura y reputación universitaria, pero también por tener jardines del famoso paisajista Capability Brown y el conocido Palacio de Blenheim, Centro de Patrimonio Mundial por la UNESCO.  Rodeada de campo, molinos, bosques y canales, se convierte en el escenario perfecto de muchas películas y series; incluyendo la famosa serie de Dowton Abbey, rodada en el impresionante Castillo de Highclere. No nos olvidamos de contarte que Oxford ya es parte de los encantadores Cotswolds, zona que todo el mundo imagina cuando habla de la clásica campiña inglesa y de sus pueblos de casas de color miel.

 

2
Oxford

Cambridge

View of New Court and the Bridge of Sighs over the River Cam from the Kitchen Bridge at St. John's College

 

Sentada sobre el río Cam, esta pequeña ciudad universitaria es una de las más relajantes, pintorescas y naturales que vamos a encontrar a menos de una hora de Londres. Al lado de la ciudad podrás visitar también Bury St Edmunds y Milton Country Park, dos paraísos verdes en los que disfrutar del otoño montando en bicicleta o paseando.

3
Cambridge

Brighton

 

Dejamos los bosques para contemplar la belleza de la costa. Si Brighton en si ya bien merece una visita, con sus tiendecitas pintorescas, el exótico Royal Pavillion y su famoso muelle, el Brighton Pier. Si te aventuras y coges un autobús puedes pasear por el icónico sendero de las Seven Sisters o visitar una de las zonas de viñedos más famosas de Inglaterra, el área de High Weald.

4
Brighton

Bristol

Clifton Suspension Bridge with hot air balloons

 

Bristol es una de las ciudades más creativas de Inglaterra, tanto que se dice que es el nuevo Londres, pero es que además se corona con el distintivo de capital verde del país. Después de pasear y disfrutar de sus murales de Banksy y otros artistas mundiales de arte urbano, sus tiendas de autor, y una maravillosa oferta gastro, si te acercas a la zona del Clifton Suspension Bridge ya empezarás a sentirte libre y en medio de la naturaleza con unas vistas de pájaro a la Reserva Natural de Leigh Woods.

Además, a 20 minutos en autobús, te encuentras en la zona sur de los famosos Cotswolds, la garganta de Cheddar George (si, la zona de donde viene el queso Cheddar) y el no tan famoso pero impresionante arboreto de Westonbirt , un jardín botánico con más de 2,4 km² de árboles y arbustos.

5
Bristol

Edimburgo

View from Salisbury Crags at sunset. Young man standing on a footpath along the cliffs at the top of a subsidiary spur of Arthur's Seat which rise on the west of Holyrood Park, overlooking Edinburgh.

 

Si te decides por una escapada escocesa, que sabemos que siempre será un mix de naturaleza y ciudad, debes empezar por su capital, Edimburgo. Tras una visita al Museo Nacional de Escocia, seguirle los pasos a Harry Potter, adentrarte en la historia del Castillo de Edimburgo, y pasear por la Royal Mile; toca observar la ciudad a 250 m sobre el nivel del mar y subir hasta Arthur's Seat, el mirador más alto de la ciudad. Una caminata de unos 5 km que en un día despejado te dejarán ver hasta las famosas Tierras Altas de Escocia.

Si tienes más días y te aventuras a conducir por la izquierda, Edimburgo es un punto de partida excelente a lugares tan maravillosos como las ya nombradas Highlands, Stirling, Fort William, el Lago Ness o el viaducto de Glenfinnan.

6
Edimburgo
16 Sep 2020(last updated)

¡Sigue inspirándote!