Rye, uno de los pueblos más bonitos de Inglaterra

Thursday 12 December 2019

La Inglaterra más tradicional, esa que se esconde en pueblos medievales de callejuelas de piedra, flanqueadas de casas entramadas, y en las que flota el aroma del pan recién hecho mientras suena el tañer de las campanas de la iglesia, y que creías solo existía en las páginas de las novelas de las hermanas Brönte o las acuarelas de Constable es, en 2020, una preciosa realidad: ¿quieres saber dónde descubrir esa Inglaterra bucólica, única, repleta de tradición y con el toque cool que hará de tu visita una experiencia viajera realmente inolvidable? Pues te aguarda en uno de los pueblos más bonitos de Inglaterra, Rye, una bucólica población del condado de East Sussex que es destino de una de las excursiones desde Londres con más sabor que podrás hacer.

 

 

Las semanas finales del otoño y las primeras del invierno son una de las mejores épocas del año para visitar Rye, uno los pueblos más bonitos de Inglaterra. Todo -el clima, la luz, el ambiente navideño- se une para que tu visita a Rye se convierta en un viaje en el tiempo, porque Rye es una auténtica caja de sorpresas. La primera de ellas, que el mar se encuentre a casi tres kilómetros de distancia cuando, hasta finales del siglo XVI, era uno de los puertos más grandes de Inglaterra. El pueblo estuvo hasta entonces completamente rodeado por el agua, y tal era la importancia de su puerto, que formaba parte de un grupo de defensa llamado Les Cinque Ports -sí, en francés antiguo- que se ayudaban entre sí para protegerse de los ataques de los invasores. Testigo privilegiado de aquellos años es la Ypres Tower, el castillo de la ciudad, construida a mediados del siglo XIII para defender la ciudad, y que se puede visitar para ver sus exposiciones de armas antiguas, objetos históricos o simplemente para ascender a lo alto de la torre y disfrutar de las vistas de Rye.

 

Ese mar, batido en retirada, y los tres ríos que arropan al pueblo, son quienes hacen que Rye haya tenido siempre una ubicación perfecta para el comercio marítimo. Durante siglos, fueron los juramentos de pescadores, negociantes y corsarios el sonido que resonaban en las calles empedradas del centro de la población, un Old Town que parece anclado en el tiempo y que ha conservado a la perfección el aroma marino de aquellos años con su colección de pubs, restaurantes y comercios y las docenas de casas tradicionales de los siglos XV al XVIII, entramadas y con tejados de colores. En este dédalo de calles de cuento, destaca Mermaid Street, una de las calles más bonitas de Inglaterra (¡y de las más instagrameables, también) que parece sacada de la portada de un libro de historia, y con casas tan curiosas como “la casa de dos puertas”, por la que podrás pasar. Además, el centro de Rye está atravesado de túneles, pasadizos y sobretechados; todo, en un exquisito estado de conservación.

 

 

La tradición también se aprecia a la hora de ir de compras en Rye. Uno de los anticuarios más famosos del país, Andy McConnell (toda una celebridad televisiva) tiene la galería Glass Etc. En Strand Quay Antiques encontrarás objetos vintage de decoración (sobre todo de cocina) y, como seguro que tienes alguna boda agendada para la próxima primavera, hazte con el tradicional regalo de bodas de Sussex, un Sussex Pig, en la Rye Pottery, que lleva fabricando estos preciosos cerditos de cerámica desde el siglo XVIII. Y no dejes de visitar el Rye Heritage Center, en un reconvertido almacén pesquero del siglo XIX, para asombrarte ante la maqueta de la ciudad o su colección de objetos de todo tipo. ¡Normal que un lugar tan maravillosamente ecléctico fuera el lugar donde se estrenó la película Sweeney Todd! Y si eres amante de la lectura, te encantará perderte en las estanterías repletas de joyas que llenan la librería The Tiny Store.

 

 

Otro de los lugares que no pueden faltar en tu visita a Rye es Lamb House, uno de los edificios más bellos de Inglaterra. La preciosa mansión es un lugar que no puede faltar en ningún viaje por Inglaterra que tenga a la Literatura como protagonista. ¿La razón? Pues que aquí vivió y creó parte de su obra el gran escritor estadounidense Henry James, quien en 1900 compró la propiedad, de puro estilo georgiano y en la que no falta un jardín de fábula. Un antiguo almacén de granos, convertido en vivienda a finales del siglo XIX, acoge la Rye Art Gallery, y tampoco puede faltar en tu lista de lugares que ver en Rye. Al encanto de ser una casa tradicional inglesa se une su maravillosa colección de arte expuesta, con óleos y acuarelas de los grandes nombres de la pintura inglesa entre los que no falta el de Edward Burra, que vivió en Rye casi toda su vida y que, aunque pintó docenas de obras con Rye y sus parajes como protagonistas, es más conocido -¡y mucho!- por sus obras de estilo macabro.

 

 

En Rye te espera también uno de los mejores lugares donde tomar el té en Inglaterra, uno de esos locales tan bucólicos que parecen creados para la ocasión: The Cobbles Tea Room, un local tan encantador y tradicional como puedas imaginar. Oculto en una encantadora callecita empedrada, con su fachada entramada y su interior acogedor, tomar el té de la tarde en The Cobbles, con sus sandwiches y sus scones, es toda una experiencia de lo más sabrosa e inolvidable. Y, en estas fechas, no dejes de probar los legendarios dulces tradicionales navideños, los mince pies, unos deliciosos pastelitos rellenos de confitura de frutas que aquí los bordan. Las exquisiteces gastro de la región -como sus vinos blancos- las puedes degustar en The George Tap, donde tampoco dejarán de servirte cuantas excelentes pintas de cerveza ale quieras. 

 

No es que precisamente falten espectaculares posadas y hoteles por todo el país pero, sin duda, uno de los hoteles más bonitos de Inglaterra, un lugar encantador para alojarse en Rye y desear que el tiempo se pare es, sin duda, el legendario Rye Windmill, el molino que durante siglos molió el grano de la ciudad y que, hoy, es uno de los mejores bed & breakfast de Inglaterra. El edificio, todo un Grade II, está perfectamente acondicionado para que en cualquiera de sus diez habitaciones arrulles tu sueño con el rumor de las aguas del río Tillingham, que acarician al entorno, dotándole de un aire de lo más idílico.

 

 

El desayuno se sirve en la que era la cuadra del molino, de la que se han conservado las paredes de ladrillo visto, los hornos y las vigas también vistas. ¡Impresionante! Pero la estrella del establecimiento es, sin duda, la Windmill Suite, de dos pisos, unidos por una escalera de caracol; desde la planta de arriba, donde está el dormitorio con una inmensa cama queen-size, se tienen unas vistas panorámicas de Rye que rivalizan en belleza como las que te esperan a lo alto del campanario de la iglesia de St Mary, una maravilla del siglo XII, desde la que los coloridos tejados de las casas de Rye parecen tener una patina especial, como de color pastel, ¡llueva o luzca el sol! Cuando disfrutes de estas vistas, ¡no podrás negarnos que Rye es uno de los pueblos más bonitos de Inglaterra!

 

¿Te hemos inspirado para hacerte una escapada a Gran Bretaña? En este link podrás encontrar ayuda para empezar a planificar tu viaje.

ÚLTIMOS POSTS

Cinco novelas para viajar a Gran Bretaña

Smiling man holding book standing at the entrance to Barter Books, a secondhand bookshop in Alnwick, Northumberland.
Cinco novelas para viajar a Gran Bretaña

Las mejores tiendas vintage de Gran Bretaña

Las mejores tiendas vintage de Gran Bretaña
Las mejores tiendas vintage de Gran Bretaña

Las Highlands de Escocia: el lugar más bonito para triunfar en Instagram

Los lugares más bonitos de las Highlands para triunfar en Instagram
Las Highlands de Escocia: el lugar más bonito para triunfar en Instagram

Planes románticos en Londres para enamorarse de la ciudad (¡todavía más!)

Planes en Londres para enamorarse de la ciudad (¡todavía más!)
Planes románticos en Londres para enamorarse de la ciudad (¡todavía más!)

Planes en Londres con lluvia

Winter at Coppa Club, River Thames, Tower Bridge, London
Planes en Londres con lluvia