Whitby, en busca del conde Drácula por el norte de Inglaterra

En el condado de Yorkshire, (en el noroeste de Inglaterra) se esconde uno de esos pueblos recónditos a los que quizá nunca te acercarías a no ser que alguien te indique que la visita merece la pena. Ese lugar es Whitby , un pueblo pesquero al que se puede aplicar sin miedo al tópico el adjetivo de encantador pues realmente lo es. Aunque entiendo que así de primeras cueste creer que un sitio bañado por las gélidas aguas del mar del Norte y donde el viento sopla con una fuerza sobrehumana merezca ese calificativo. Pero es de ese matiz aparentemente inhóspito de donde surge la insólita belleza de Whitby, uno de esos lugares donde aislarse del mundo.

Whitby
Foto de Nani Arenas

Todo cambia al pasear por las estrellas callejuelas que dan forma al centro de la localidad. Y empinadas. Sorprende ver que las calles están muy animadas, especialmente en julio y agosto cuando Whitby rebosa vida. Son visitantes ingleses (los internacionales aún no acceden hasta aquí) que llegan atraídos por esa estética tan british que palpita por todos los rincones. Un lugar maravilloso para el paseo tranquilo pero insisto, siempre con abrigo, aún en verano, pues aunque las callejuelas están más protegidas lo normal es que haga siempre un frío que pela, en parte debido a la humedad que emana del río Esk que parte Whitby en dos.

 

Seguimos escarbando en busca de atractivos de Whitby y pronto surge otra sorpresa. Hay por todas partes alusiones a Drácula. No, no es un error. Curiosamente Whitby es el pueblo donde se inicia la novela del vampiro mas famoso del mundo. La historia de Drácula arranca con una tormenta que hace encallar a una vieja goleta rusa justo en este puerto, (actualmente considerado el sexto en importancia de la costa inglesa). Toda la tripulación está muerta menos un fiero perro negro que salta del barco cuando los lugareños se acercan a socorrer a los posibles supervivientes. Un animal que resulta ser, nada más y nada menos, que en el mismísimo conde Drácula quien pronto siempre en terror en la pequeña localidad. Actualmente se ha creado una ruta turística que recorre los lugares de Whitby reseñados en la novela de Bram Stoker.

Abadía de Whitby
Foto de Nani Arenas

Uno de ellos es la Abadía derruida de Santa María, a la que se llega tras subir 199 escalones. Merece la pena la visita a estas ruinas góticas  no sólo por la belleza del entorno, por las vistas increíbles y por la magia que se esconde tras esas paredes añejas. Este templo ubicado frente a los fieros acantilados del mar del Norte fue también el refugio del vampiro durante su peripecia inglesa. Y se cuenta que merodeaba todas las noches entre las tumbas apiladas del viejo cementerio situado tras la abadía. Todo sigue intacto, tal cual lo relató Stoker en su novela.

 

La esencia del vampiro más famoso también pervive en el merchandising relacionado con Whitby. En las tiendas de recuerdos puedes comprar objetos variopintos con Drácula y su estética como protagonista: crucifijos, calaveras… piezas de culto muy demandadas por los amantes de lo gótico, un movimiento urbano que hasta tiene hasta un festival propio en Whitby. El Whitby Gothic Weekend una concentración ya bien conocida entre los miembros de esta tribu urbana y que reune en este pueblo, en abril y en noviembre, a miles de góticos llegados desde todo el país.

Drácula no es el único famoso asociado a esta localidad. Tiene Whitby otro hijo más predilecto: el capitán James Cook.

Cook, Whitby
Foto de Nani Arenas

 En realidad este gran  navegante tampoco nació aquí, pero pasó en Whitby una larga temporada trabajando en un barco carbonero que cubría la ruta de Newcastle – Londres . Pronto obtuvo el titulo de piloto y se hizo capitán de uno de los barcos de la pequeña flota carbonera. Fue el principio de una carrera como marino de élite que se consolidó con la participación de Cook en la Royal Navy durante la Guerra de los Siete Años.

 

Pero Cook no solo se hizo popular por su carrera como marino. Fue también un aventurero a quien se atribuye el descubrimiento de Australia, Nueva Zelanda y muchas islas del Pacífico Sur. También se hizo famoso por su expedición a la Antártida, siendo el primero en atravesar en círculo polar antártico, en enero de 1773. Cuando  Cook murió asesinado en Hawai, en febrero de 1779, el capitán era ya uno de los marinos más legendarios de la historia.

Quienes quieran saber algo más de la figura de Cook, deben visitar el Captain Cook Memorial Museum, ubicado en la que fue su residencia en Gape Lane, en el puerto de Whitby.

Vampiros y héroes, terror y aventura. Y todo esto sin salir de Whitby. ¿Qué más se puede pedir?

Nani Arenas

Periodista especializada en viajes y comunicación turística.  Actualmente trabaja con destinos y marcas turísticas varias como consultora, diseñando estrategias de promoción e innovación, con especial dedicación al mundo digital y el social media.

Fue directora gerente del Consorcio de Turismo de A Coruña. Asesora en la coordinación de proyectos internacionales y en la creación de marcas y productos turísticos de laDiputación de A Coruña Firma habitual en medios de comunicación especializados en turismo. Entre 2006 y 2011, creo y coordinó los suplementos turísticos de La Voz de Galicia. Asimismo, trabajó como guionista de documentales en Canal Viajar. En 2008 creó laviajeraempedernida.com, actualmente considerado uno de los blogs de viajes más influyentes de habla hispana.  

Licenciada en CC Políticas y Sociología por la UCM  y Master en periodismo en la UAM- El País. Colabora con universidades y escuelas de negocios y organismos varios impartiendo talleres y seminarios de Turismo, marketing y comunicación 2.0.